0

El último nexo de unión entre el Govern y Abarca Sports SL tiene al fin solución. No es la mejor para los intereses de Esports, pero supondrá liquidar de forma definitiva la relación entre el Ejecutivo y la empresa que ostentó los derechos del extinto equipo ciclista Illes Balears. La entidad Abarca Sports SL, tal y como adelantó Ultima Hora el 29 de septiembre de 2007, reclamaba formalmente el pago de 577.899 euros (unos 96 millones de pesetas) pendientes del contrato de patrocinio que el Govern ejerció sobre la escuadra dirigida por José Miguel Echávarri y Eusebio Unzué entre los años 2004 y 2006, dando forma al otrora Illes Balears, que compartió imagen en la estructura más adelante con el actual espónsor del grupo, Caisse d'Epargne, aunque al inicio (2004), Banesto y el Grupo Santander fueron los compañeros de aventura del Govern dentro de esta singladura dentro del pelotón ciclista internacional.
La falta de acuerdo a la hora de satisfacer la citada cantidad, correspondiente a una partida del año 2005 que no llegó a abonarse, dentro de los cerca de 21 millones de euros firmados por el patrocinio a lo largo de tres años, llevó a Abarca Sports a reclamar oficialmente ese importe. El delegat de Presidència per a l'Esport, Diego González, confirmó a este diario que el Govern deberá hacerse cargo de ese importe tras dársele la razón a Abarca Sports, lo que supone un nuevo desembolso extra para las arcas de la Comunitat, y en especial para el área de Esports, que ha visto reducido su presupuesto de cara a 2010, y que deberá hacer frente a una deuda pendiente hasta ahora de resolución formal y que supone un capítulo más dentro de la espinosa herencia dejada por los gestores del Govern en la pasada legislatura.
El anterior conseller d'Esports, Mateu Cañellas, reconoció tiempo atrás la existencia de esta deuda y reclamación, aunque se limitó a esperar el fallo definitivo, que finalmente ha dado la razón a la empresa que en su momento encabezaban Echávarri y Unzué -el primero ya se ha retirado del mundo de ciclismo-.
El propio González dejó claro que el Ejecutivo «acatará» esta decisión y el fallo, aunque lamenta «el coste que va a tener en contra de otras inversiones que se podrían haber realizado con este dinero». Con el pago de la cantidad adeudada se pondrá punto y final a una relación que permitió al Govern lucir la imagen del archipiélago en las principales carreras del calendario ciclista internacional.