Elijah Brown, entrenándose en el Palau de Son Moix.

2

A falta de un partido para el cierre de la temporada y sin nada ya en juego al consumarse el descenso de categoría, Elijah Brown ya es historia en el Palmer Alma Mediterránea Palma. El controvertido base estadounidense, que llegó a la Isla el pasado mes de enero dentro del proceso de renovación de la plantilla de LEB Oro en aras de la permanencia que no ha llegado, ha dejado la disciplina del club y ya está en su país.

De esta manera, no tendrá la ocasión de despedirse de la afición este viernes (21 horas), en Son Moix y ante el Real Valladolid en el último partido del curso y de la singladura por la segunda categoría nacional del primer equipo del Bahía San Agustín. El jugador tenía por contrato una cláusula por la que podría dejar el club en caso de no haber nada ya en juego en la liga.

Brown, cuya trayectoria en el Palmer ha estado marcada por el estrecho marcaje que los árbitros le han realizado, fue uno de los puntales del crecimiento del equipo, que llegó a salir de posiciones de descenso a tres jornadas para el final del curso regular. En total, el director de juego norteamericano ha disputado 18 partidos, promediando 28 minutos, 16'7 puntos, 3'4 rebotes y 2'5 asistencias. Ahora, y por la puerta de atrás, deja el que ha sido su tercer club en la LEB Oro, tras sus pasos por Breogán y Oviedo.