Pau Tomàs durante el partido. | Carlos Gil-Roig

2

Pau Tomàs, técnico del Palmer Palma, no podía esconder su tristeza por la derrota y el descenso en Lleida. «Estamos fastidiados, porque hemos luchado, hemos dado la cara y ellos han demostrado por qué van terceros», aseguraba el preparador isleño. «Con ocho jugadores, el partido se nos hace largo, ellos nos han desgastado muchísimo y han sabido jugar mucho mejor las últimas posesiones», proseguía un Pau Tomàs que era consciente de que «con el resultado de Juaristi (victoria en Huesca) estamos descendidos. Sabíamos que teníamos que ganar, sí o sí».

Noticias relacionadas

De la misma manera, dejó claro que no hay «nada que reprochar a los chicos por su sacrificio y esfuerzo. Nos queda una semana por delante para trabajar y sacar una victoria con la que cerrar la temporada», afirmaba con semblante serio. Del partido, valoró que «El desgaste por una rotación corta y la mejora de su porcentaje han sido claves. No defendíamos con tanta intensidad porque se notaba el paso del partido y ellos han anotado y nos han castigado», admitió.