Kristian Kullamae y Ronnie Harrel, en Son Moix. | M. À. Cañellas

0

Contador a cero e ilusiones renovadas. Con la idea de dar la campanada y sorprender al gran favorito al ascenso a la ACB, el Leche Río Breogán, el Palmer Alma Mediterránea entra en ‘modo playoff’ dispuesto a alargar una temporada inmejorable para el equipo balear, que ha superado todas sus expectativas y, en este punto, no renuncia a nada ante tres eliminatorias que situarán a uno de los ocho aspirantes en la máxima categoría.

Con todo el equipo a su disposición, Álex Pérez y Pau Tomàs han preparado junto a Kike Fernández y Pepe Laso el partido más importante de la temporada. Un triunfo en el Pazo dos Deportes de Lugo (18:30 horas, LaLigaSportsTV) inclinaría el cruce del costado isleño y trasladaría toda la presión a un Breogán que tendría que ganar en Son Moix el próximo miércoles (20:30 horas) para evitar la sopresa.

Y con ese factor quiere jugar un Palmer Palma que tiene una cuenta pendiente el Lugo, tras sufrir una contundente derrota en el último precedente (97-66), después de plantar cara en casa a un Breogán que sufrió más de lo esperado en su paso por el Palau (74-76).
Los Quintela (Erik y Sergio), Larsen, Díaz, Kacinas y compañía saben que no pueden bajar la guardia en el partido que abre la serie y cuya importancia es alta, pues el ganador habrá dado un paso casi definitivo para colarse en las semifinales.

Conjunto

Pese a que la dinámica del Breogán ha sido descendente en la segunda fase, la profundidad de la plantilla de Diego Epifanio es su principal carta de presentación. Eso, y el ambiente del Pazo dos Deportes, que será un rival extra para un Palmer Alma Mediterránea Palma que no tiene nada que perder a estas alturas, después de sorprender en la primera fase y defender su plaza de playoff en la segunda.

De nuevo la presencia y evolución de Sidney Correia será una delas novedades del equipo, después de estrenarse el pasado fin de semana en Valladolid.

Eso sí, en el momento clave se espera la mejor versión de los hombres decisivos de un Palmer Palma que volverá a encomendarse a Kristian Kullamae, Ronnie Harrell, Pol Figueras o Jacobo Díaz, además de la aportación de Justin Raffington y Karamo Jawara en la pintura y el trabajo y entrega de un Sean McDonnell que ha ido a más en el tramo decisivo del curso.

Asaltar el Pazo es el reto que se plantea un Palmer Alma Mediterránea Palma que quiere soñar con la ACB que tocó con los dedos hace dos años. Y rubricar con un gran rush final una temporada que ha dejado huella en la entidad.