Acción del partido que han disputado este domingo el Palmer Palma y el Valladolid en Son Moix. | Laura Becerra

1

El Palmer Alma Mediterránea Palma se acerca al playoff de ascenso a la ACB tras encadenar su segunda victoria en la fase de clasificación (98-81) y alejar en la tabla a un rival directo como el Valladolid (4-9), que se descompuso con el paso de los minutos ante el ritmo de los de Pau Tomàs y Álex Pérez (6-7), disparados por el orgullo de un omnipresente McDonnell, la incansable dirección y acierto desde el triple de Pol Figueras y la constancia de los Harrell y Kullamae.

Fue otro triunfo coral, en el que Raffington demostró lo que puede aportar y el grupo supo sobreponerse a la baja, una semana más, de Jacobo Díaz. Una victoria que permite al Palma aferrarse a la séptima plaza, con dos triunfos de margen sobre su más inmediato rival, y meterse de lleno en la puja por posiciones superiores. Además de amarrar el 'average' con un adversario directo y teniendo en el horizonte dos nuevas citas en un Son Moix que aguarda dos nuevas citas de manera consecutiva en las que asentar este triunfo trascendental.

El duelo fue intenso de inicio, con ambos equipos defendiendo al límite y el Valladolid apelando al músculo de De la Fuente y su podeŕío interior para sobreponerse a la ventaja inicial de los locales (7-10). Pero Raffington tomó el mando bajo el aro para encontrar en McDonnell a un buen aliado en ataque. Eso, unido a una marcha más en defensa permitió al Palmer revertir la situación (15-13), aunque la intensidad defensiva castellana y la buena mano de Kavas (10 puntos en el primer cuarto) le dieron otro aire a un partido que se ponía cuesta arriba (17-23, min. 7).

Se disparaba el Valladolid (21-28) en el tramo final del primer cuarto, pero la buena mano de Pol Figueras, con un tiro de larga distancia y el triple con el que se cerró el parcial, permitieron al Palmer recuperar el terreno perdido (26-28, min. 10), aunque los problemas para atacar la defensa visitante seguían siendo patentes.

Se sostuvo a base de triples el Valladolid, que se aferraba a la zona y al acierto de sus tiradores para rebatir la leve ventaja del Palma (32-31) con dos triples de Martín y Timmer, que junto a un lanzamiento lejano de Gantt pusieron cinco abajo a los de Álex Pérez y Pau Tomàs (34-39) camino del ecuador del segundo parcial. Harrell lo pareció reconducir desde el triple, pero la herida fue a más, hasta una máxima de ocho para los castellanos (37-45).

Reaccionó enseguida el Palmer y entre Kullamae y el omnipresente McDonnell redujeron la brecha a un punto (44-45). Ronnie Harrell remató el trabajo y un parcial de 9-0 que devolvía la ventaja a un Palmer más aplicado en defensa (46-45, a 41 segundos para el descanso). De la Fuente devolvía el golpe con un triple al límite, pero otra vez Figueras cerró el parcial con una canasta vital, tres puntos para alcanzar el ecuador del duelo por delante (49-48).

Contagiado del ritmo del Palmer, el Valladolid se creció para llevar la iniciativa. Encontraba siempre tiros liberados el cuadro visitante, que topó con la intensidad de McDonell. El estadounidense defendió, anotó y se adornó con un espectacular mate para poner la máxima para el Palma (60-56, min. 25). Acto seguido, Harrell se adornó con un triple vital y letal (63-56). Cambiaba el escenario del partido tras un 7-0 que alimentaba el sueño.

Alejandro Rivas extendió la renta a una máxima de 8 (71-63) y el tercer cuarto iba a tener un desenlace idéntico al de los dos anteriores. Pero con diferente protagonista. Saltó a pista Kullamae para jugarse la última posesión. Desde la esquina y con otro triple sobre la bocina para poner 9 arriba al Palmer (74-65) con diez minutos por delante.

Kullamae, de nuevo, forzaba al Valladolid a una reacción inmediata (76-65, +11). Y llegó con otro triple de Kavas, respondido por Harrell. No se rendían los de Hugo López, pero recibían duros golpes como el triple a tabla y al límite de Pol Figueras (81-70), la cuarta falta de Kavas o un taponazo de McDonnell a De la Fuente.

El crono corría a favor del Palmer Palma (83-72, a 5:58) y el Valladolid se descomponía a base de errores propios. Un mate de Raffington y un triple cómodo de Pol Figueras encarrilaban el triunfo de los isleños (88-72, a 4:52), que buscaban como premio extra el 'average'.

98 Palmer Alma Mediterránea Palma (26+23+25+24): Kullamae (16), Pol Figueras (18), Raffington (12), Diego Rivas (3), McDonnell (23) -cinco inicial-, Ronnie Harrell (20), Suskavcevic (2), Jawara (2), Huguet (0) y Alejandro Rivas (2).

81 Clínica Sur-Aspasia Valladolid (28+20+17+16): Mason (11), De la Fuente (14), Van Zegeren (2), Timmer (10), Astilleros (2) -cinco inicial- Kavas (17), Kohajda (1), Pantzar (2), Martín (16), Gantt (2) y García-Abril (4).

Árbitros: Mas Cagide, Franquesa Vázquez y Rodríguez Fernández. Castigaron con antideportiva a los visitantes Martín y Kavas.

Incidencias: Palau d'Esports de Son Moix. 200 espectadores. Aforo limitado por la normativa sanitaria vigente.