El factor Harrell dispara al Palmer Palma

| Palma |

Valorar:
Ronnie Harrell Jr. posa con un balón en la Platja de Palma.

Ronnie Harrell Jr. posa con un balón en la Platja de Palma.

Miquel Àngel Cañellas

De sus manos han salido muchos de los puntos que han llevado al Palmer Alma Mediterránea Palma a ser uno de los equipos más en forma de la LEB Oro. Fue de los últimos en aterrizar, pero su adaptación al baloncesto español ha sido «rápida», algo a lo que ha ayudado «la calidad humana del vestuario. Somos amigos y eso se traslada a la pista», refiere Ronnie Harrell Jr. (Denver, 1996). El alero estadounidense lidera junto a Kullamae el ránking de anotadores de la competición, promediando más de 16 puntos. Pero también aporta en defensa, recuperando casi dos balones por partido y sumando dentro de equipo «que va cada vez a más, no tiene límites. Pero con las ideas claras. Día a día, partido a partido. Ahora, toca Granada. Después, ya hablaremos...», explica Harrell, que ha encontrado en Mallorca la estabilidad dentro de su periplo europeo y en la Platja de Palma la tranquilidad que le permite concentrarse «para dar el máximo en cada entrenamiento. El trabajo de los técnicos y de los compañeros es espectacular. La actitud es excelente. Y eso hace que tenga más ganas todavía de demostrar lo que puedo ofrecer al equipo», añade uno de los jugadores con mejor reputación en la LEB Oro y un indiscutible en los planes de Álex Pérez y Pau Tomàs.

Pero también tiene palabras de elogio para Pepe Laso, «que me ha ayudado a crecer en diferentes facetas. A mí, y al resto de mis compañeros. Se nota su experiencia», afirma en referencia al veterano preparador, de quien recalca que «te hace sentirte importante y te da confianza con sus palabras».

El buen ambiente en el vestuario es «clave» para Harrell a la hora de entender el rendimiento del Palmer Palma (9-6), dejando claro que el objetivo es «meterse en la fase de ascenso y así no sufrir por la salvación», y desde ahí, «seguro que el equipo jugará más suelto». Un rasgo que define a los inquilinos de Son Moix, que son «incómodos» para sus rivales. «Nos sentimos competitivos ante cualquier equipo, nos hemos ganado el respeto de los rivales y sabemos todos que, si jugamos como sabemos, somos difíciles de batir. Estamos unidos y eso se nota», asegura convencido Harrell, quien destaca «el nivel» de la LEB Oro y del baloncesto español, con el sueño algún día, «a base de trabajo, de jugar en la ACB. Pero ahora, mi ambición se focaliza en el Palmer Palma y en ganar al Granada», prosigue.

Harrell aprovecha su estancia en la Isla para aprender español, además de «darlo todo en cada entrenamiento, en cada partido». Esa mezcla entre ambición e ilusión dan forma a un compromiso que invita a soñar.

Los números de Harrell así lo reflejan, promediando 16'4 puntos, 4'9 rebotes, 1'3 asistencias y 1'7 recuperaciones en los 14 partidos que ha disputado con el Palmer Palma.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.