El Iberostar Palma deja escapar otra victoria de Son Moix | Miguel Ángel Borrás

0

Palma Palma 78

Castelló Castelló 80

LEB Oro | Jornada 5 | 22/10/2017 17:00 | Fin

El Iberostar Palma llegó tarde. Tuvo la posesión ganadora, y Bivià falló el triple que podría haber cambiado la historia, aunque el destino quiso que volara de Son Moix otro partido. El TAU Castelló fue más listo (78-80) y dio el primer paso hacia su despegue en un duelo en el que los de Xavi Sastre pagaron sus problemas en la rotación, más tras la lesión de Slezas, que se unió a la baja de un Fornas que inicia la cuenta atrás para su regreso a las canchas.

Pagó un mal segundo parcial el Iberostar Palma y de eso se aprovecharon los de Toni Ten,necesitados de un triunfo para coger impulso y no dejar marchar a un rival directo en la pelea por estar en los playoffs.

Desequilibrio
Comenzó con las ideas muy claras el Iberostar Palma, sabedor de la importancia del duelo y el peligro de un TAU Castelló que cuenta con argumentos suficientes como para estar más arriba en la tabla. Pese a ello, fueron los mallorquines, apoyados en un gran Zyle, los que cerraron el primer acto con una leve ventaja en el electrónico del Palau (21-16). Era una muestra de que tocaría sudar para sumar la tercera victoria.

Pero las cosas cambiaron de manera radical en el segundo parcial. Llegó el golpe del TAU Castelló, con Rowley al mando. Un parcial de 17-28 cambió el signo del partido y permitió a los visitantes tomar el mando en el electrónico, alcanzando el ecuador de la contienda con seis puntos de margen (38-44).

No bajó la guardia el TAU Castelló, sabedor de que llevaba la iniciativa, obligando al Iberostar Palma a pisar el acelerador y buscar darle la vuelta al choque. Zyle, Tomàs y Mockford asumieron el mando de la nave balear. Un parcial de 11-0 pareció devolver a los verdinegros al duelo, entrando en el último cuarto con plenas opciones y todo por resolver.

Un intercambio de canastas, y especialmente un triple de Joan Tomàs (76-78), dieron vida al Iberostar Palma, que tuvo la opción de forzar la prórroga o tirar de épica. Bivià pudo ser el héroe, pero su lanzamiento triple no encontró el buen camino. El Castelló lograba su objetivo y tocaba pasar página (78-80).