El jugador del Palma Air Europa Shawn Glover lanza a canasta ante la defensa de Javier Lucas. | T. Ayuga - Teresa Ayuga / PALMA

3

El Palma Air Europa pierde el rumbo contra el My Wigo Valladolid. La falta de recursos ofensivos -y de acierto- y la imposibilidad de flanquear la defensa de los pucelanos condenaron a los isleños en un partido sin historia. De claro dominio visitante.

Al final, el empuje de Vicens permitió camuflar una derrota sonrojante y que debe hacer reflexionar a un equipo que volvió a mostrar su falta de solidaridad (7 asistencias, por 14 del Valladolid) y espíritu colectivo.

Con Glover desacertado y Di Bartolomeo desactivado, el Palma Air Europa se quedó sin recursos en una cita clave para posicionarse de cara a los playoffs. Un objetivo para el que tocará seguir sudando en la pista si se quiere estar en las eliminatorias.

De inicio se vio desbordado. Dos parciales de 0-9 y 0-12 hicieron que los visitantes se despegaran en el electrónico (8-25), cerrándose los primeros diez minutos de juego con un 11-27 que reflejaba el festival ofensivo del Valladolid y la falta de inspiración e ideas de un Palma que sólo lograba anotar tres canastas en juego.

El colapso del Air Europa alcanzó su cima en el tercer cuarto. Desarbolado y sin capacidad de reacción, el cuadro de Ángel Cepeda tiraba por la borda el encuentro y cerraba el tercer capítulo de un partido para olvidar veinte abajo (40-60).

La enorme superioridad del Valladolid iba minando la moral de un rival que no hallaba solución a los dilemas en ataque que les surgían. Alcanzaban la máxima los pucelanos nada más arrancar (40-62) y solo el orgullo de los Matemalas, Di Bartolomeo, Vicens o Llorente ayudó a tapar una derrota que escuece.

Por ser ante un rival directo en la carrera por los playoffs, y porque da continuidad a la mala dinámica mostrada en Lleida. Si ayer alguien mereció ganar fue el Valladolid. Y lo hizo bloqueando al peor Air Europa (62-75).