John di Bartolomeo, base del Air Europa, inicia una acción de ataque. | Nuria Rincón

0

Palma Air Europa 83 - 91 CB Prat

Palma Air Europa (27+22+15+19): Di Bartolomeo (16), Matemalas (5), Torres (2), Pantín (11), Blair (11) -cinco inicial-, Berto García (2), Llompart (6), Toni Vicens (22), Pampín (0) y Cañellas (8).
28 de 43 en tiros de dos, 5 de 29 en lanzamientos triples y 12 de 20 en tiros libres. 39 rebotes (16 ofensivos). 17 faltas cometidas.

CB Prat (25+26+19+21): Ros (13), Iriarte (5), Nogués (5), Serrano (5), Sans (15) -cinco inicial-, Aboubacar (2), Abalde (18), Vilanova (0), Guallar (16), Gomila (7) y Nikolic (17).
25 de 44 en tiros de dos, 10 de 23 en lanzamientos triples y 11 de 15 en tiros libres. 31 rebotes (7 ofensivos). 24 faltas cometidas.

Árbitros: Vázquez y Mas. Eliminaron con cinco faltas personales a los jugadores del Prat Iriarte y Serrano.


La falta de acierto en el tiro exterior y el potencial ofensivo del Prat propiciaron ayer la segunda derrota de la temporada del Palma Air Europa, que vio truncada su racha de tres victorias consecutivas y cedió la condición de líder de la LEB Plata. Ni siquiera el abrumador dominio de los locales en la pintura fue suficiente para hacerse con una victoria que supone un duro revés tras haber firmado una gran remontada ante un rival directo como el Guadalajara.

El duelo de poder a poder del Toni Servera cayó del lado visitante después de que los mallorquines acumularan demasiados errores más allá de la línea de 6,75 metros tras un inicio prometedor que les puso en ventaja tras el primer cuarto.

El Prat se fue asentando sobre la pista y sacó a relucir su desparpajo para acreditar su buen hacer. La presión del equipo catalán resultó un duro escollo para el Palma Air Europa, que no se encontró cómodo (49-51 al descanso). Toni Vicens, que concluyó el encuentro como máximo anotador con 22 puntos, fue determinante para mantener a flote a los suyos.
El aro se estrechó definitivamente para los isleños tras pasar por los vestuarios, momento que aprovechó el Prat, apoyado en el el menorquín Agustí Sans y sus hombres más veteranos, para disponer de las primeras ventajas notables del choque (64-70).

En los últimos diez minutos un parcial de 0-5 de salida de los visitantes amplió la diferencia hasta los 11 puntos (64-75), lo que supuso un buen margen de maniobra para los catalanes y una losa para los locales. Los mallorquines, encomendados a Di Bartolomeo, salían perjudicados del intercambio de golpes. Al Prat, a pesar de la juventud de su plantilla, no le pudo la presión en el tramo final, y administró con solvencia sus rentas para salir airoso de un pabellón Toni Servera que ya ha visto caer a los suyos en dos ocasiones.

Un triple del base estadounidense y una buena acción de Pantín en el último minuto permitiría al Palma Air Europa albergar ciertas esperanzas, pero Nikolic las dilapidó de forma definitiva y acabó dando forma a una derrota inesperada.