0

El Real Madrid, líder indiscutible en la Liga Endesa y único equipo imbatido tras seis jornadas en el Top 16 de la Euroliga, se presenta como el principal favorito al título en la Copa del Rey 2013 arranca hoy en la capital alavesa.

El equipo de Pablo Laso llega al Fernando Buesa Arena no solo avalado por su excelente trayectoria de esta temporada, sino también tras un poderoso golpe de autoridad en la última jornada en Bilbao, en su cancha más hostil, el Bilbao Arena de Miribilla, donde se impuso por 20 puntos de diferencia.

Ese triunfo ante un equipo que últimamente parecía tenerle cogida la medida y el hecho de hacerlo sin sus dos grandes estrellas tres días antes ante el CSKA de Moscú, el mallorquín Rudy Fernández -que no jugó- y Jaycee Carroll -muy desacertado- ha disparado aún más en los pronósticos a un equipo que hasta ahora apenas si se ha doblegado ante un Juan Carlos Navarro en estado de gracia. El balear regresa a la Copa y lo hace como su gran animador y favorito a un MVP que conquistó en 2004.

Y en esa línea, en la presencia o no en Vitoria del espléndido escolta internacional, reside el principal cuestionamiento al esperado triunfo blanco. El que gane el Madrid-Barcelona de cuartos, en todo caso, no tienen asegurado nada en el torneo, casi ni encarrilado. Ya que en semifinales podría verse con el anfitrión Caja Laboral, el tercer equipo más fuerte, a priori, junto a blancos y azulgranas.

A pesar de su condición de local, al Baskonia el sorteo no se lo ha dejado nada fácil, ya que irá por la parte dura del cuadro, aunque en cuartos le espera un CAI Zaragoza todavía no a la altura de la época en que se engrandeció logrando dos títulos.

Factor pista

De todos modos, que el partido se juegue en el Buesa Arena hace que el favoritismo claro del conjunto vitoriano, campeón siete veces, destacado segundo en la ACB y cuarto en su grupo de Euroliga, se eleve ante el séptimo en la Liga Endesa y uno de los últimos clasificados para el torneo.

El otro lado del cuadro está tan despejado que cualquiera de los cuatro equipos, Valencia Basket, Asefa Estudiantes, Herbalife Gran Canaria y Uxúe Bilbao a estar en la final.

Todos ellos forman parte del grupo de aspirantes a entrar en terrenos del triunvirato Madrid-Barcelona-Caja Laboral. Si acaso algo animados pueden encontrarse estudiantiles y canariones, que llegarán a Vitoria tras victoria, o ‘los hombres de negro’, que ha salvado un par de ‘match balls’ en la Eurocopa precisamente frente a un Valencia en caída libre también en la ACB desde aquel excitante 113-111 ante el Uxúe en la Fonteta.

Equilibrio

Igualados se presentan los dos últimos cuartos de final, que tanto al Bilbao como a quien fuera su entrenador una década, Txus Vidorreta, ahora en Estudiantes, les queda cerca de casa. Para medirse en semifinales, el Uxúe debería deshacerse de un Gran Canaria que quiere lograr en su octava comparecencia su primer triunfo; y Vidorreta imponerse a un Valencia que cuenta con potencial para estar en la final.

En definitiva, una Copa desigual en su desarrollo. Con un lado del cuadro fuerte, del que saldrá el gran favorito a ganar la final; y otro con rivales ilusionados.

A todos les vendría bien que funcionasen sus estrellas: el mallorquín Rudy Fernández, Nicola Mirotic y el mahonés Sergio Llull (MVP en 2012), las principales del Real Madrid; Navarro -duda-, Erazem Lorbek y Marcelinho Huertas, las del Barça; Andrés Nocioni, Fernando San Emeterio -tocado- y Maciej Lanpe, en el Caja Laboral; y Henk Norel, San Van Rossom y Michael Roll, del CAI Zaragoza. También Justin Doellman, Rafa Martínez y Pau Ribas, en el Valencia; Germán Gabriel, Carl English y Tariq Kirksay, del Estudiantes; Spencer Nelson, Brad Newley y Ryan Toolson, del Gran Canaria; y Lamont Hamilton, Vasileiadis y Mumbrú, del Uxue Bilbao.