Sergio Llull y Rudy Fernández posan para este diario durante los pasados Juegos de Londres. | Fernando Fernández

1

¿Se imaginan a Rudy Fernández, Sergio Llull, Alberto Corbacho, Pedro Llompart, Álex Abrines o Joan Sastre, entre otros, compartiendo vestuario y equipo? Pues parece que la idea está en marcha y podría adquirir forma definitiva en los próximos meses. El resultado de esta espectacular combinación: una selección balear de baloncesto de excepción. Un equipo irrepetible.

La intención no es otra que promover un encuentro en el que se citen sobre el parqué los principales jugadores del Archipiélago (en la presente temporada, Balears cuenta con nueve representantes en la Liga Endesa), y los primeros movimientos ya se han llevado a cabo, tanteando la predisposición de las principales instituciones de las Islas, que han recibido con buenos ojos esta interesante propuesta.

La presencia de Rudy Fernández podría ser el principal aliciente de un partido que se podría celebrar al final de la presente temporada, dadas las exigencias del calendario y la posibilidad de que algunos de sus protagonistas disputen las eliminatorias finales por el título de la ACB. El calendario fija el 22 de junio como fecha límite para la disputa de un hipotético quinto y último encuentro de la final, siendo los últimos días de junio o el inicio de julio las fechas que se manejan para llevar a cabo un evento que supondría un gran aliciente para la afición al deporte de la canasta en Balears.

El escenario elegido para el debut de esta selección balear sénior (y meramente testimonial), todavía en ciernes, sería el Palma Arena. El recinto de Ciutat ya acogió al combinado español absoluto y a otras como Alemania, con la que disputaron un amistoso en verano de 2007, o las de la República Checa, Turquía y Lituania, junto a los germanos integrantes del grupo que tuvo el velódromo mallorquín como epicentro del Eurobásket de aquel año, en el que la capital mallorquina fue subsede del torneo continental. La posibilidad de trasladar la cita a otros pabellones como Bintaufa se contemplaría, aunque Palma es la primera opción manejada por los promotores del partido.

Alicientes

Este combinado de las Illes Balears necesitaría un rival, y una de las opciones que más agradan es un combinado habitual en Mallorca. Alemania, con la presencia de Dirk Nowitzki a expensas de su concurso en Dallas, ha elegido los últimos años la Isla para entrenarse y se perfila como una firme candidata a completar el cartel de un evento deportivo de primer nivel.

Los nueve jugadores ACB isleños: Rudy y Llull (Real Madrid), Álex Abrines (Barcelona, aunque podría acabar en el Lagun Aro), Pedro Llompart (CAI Zaragoza), Joan Sastre (Cajasol), Miki Servera (UCAM Murcia), Pere Tomàs (Joventut), Miki García y Alberto Corbacho (Blusens Monbus) ejercerían de cabezas de cartel, pudiéndose unir a ellos hombres que destacan en la LEB Oro o Plata, como Joan Riera, Jan Orfila, Joan Tomàs, Javier Medori, Álex Suárez e incluso algún integrante del Palma Air Europa o el ibicenco Paco Vázquez. El seleccionador es otro capítulo a resolver, pero nombres como Xavi Sastre o Toni Martorell entrarían en las quinielas.

La figura de Rudy Fernández sería el eje de una cita que homenajearía a una generación de oro.