Galones para un mallorquín

El 'llucmajorer' Pere Tomàs recoge el testigo de Rudy Fernández y es elegido capitán del DKV Joventut ç El alero cumplirá su cuarta temporada en el primer equipo ç Su hermano Joan es una de las figuras de la cantera verdinegra

| | Palma |

Valorar:
preload
Pere Tomàs se dispone a lanzar un tiro libre.

Pere Tomàs se dispone a lanzar un tiro libre.

03-06-2009

El baloncesto mallorquín incrementa su cuota de protagonismo en la mejor liga del continente. Y lo hace en un escenario recientemente acostumbrado a gozar de protagonismo isleño a lo largo de las últimas campañas. Y es que uno de los puntales de la cantera verdinegra ha visto premiada su progresión en las filas del DKV Joventut. El llucmajorer Pere Tomàs ha sido elegido capitán del primer equipo de la Penya, un honor que hasta hace poco ostentaba Rudy Fernández. Además de lucir el dorsal 19, Tomàs tendrá el honor de ser el referente del carismático club de Badalona, en una muestra más de la apuesta por los jugadores de la casa.

No en vano, Pere Tomàs (Llucmajor, 1989) cumplirá su cuarta temporada dentro del conjunto ACB, tras pasar por el grueso de sus categorías base desde su llegada a Badalona para militar en los cadetes en la temporada 2003/04. Desde ese punto, su progresión fue imparable, hasta llegar a cumplir su sueño en la campaña 2007/08 de la mano de Aíto García Reneses, cuando tuvo la oportunidad de estrenarse en la ACB vistiendo la elástica verdinegra.

Formado en el Joventut Llucmajor (1998-2002), pasó a otra de las canteras ilustres de Mallorca, en Sant Agustí (2002/03), desde donde dio el salto al siguiente año hasta uno de los clubes con más tradición en la potenciaciación de las categorías inferiores. Tomàs alternó en sus inicios en la plantilla profesional el primer equipo y el filial (Prat).

El pupilo de 'Pepu' Hernández ha ido ganando protagonismo y minutos en la estadística, algo que se ha visto culminado con la elección como capitán del DKV Joventut.

Palmarés

El protagonismo de Pere Tomàs en las filas del DKV se disparó durante el anterior curso, en el que promedió 18'3 minutos, 5'7 puntos y 2'5 rebotes. El alero, de 202 centímetros de altura y 21 años, está a punto de afrontar uno de los retos más apasionantes de su corta, aunque intensa carrera deportiva.

Un margen de tiempo en el que ha tenido tiempo de formar parte de la historia de la Penya, en especial en la temporada 2007/08, en la que colaboró en las victorias en la Copa del Rey y la Copa ULEB.

Pero al margen del cartel de Pere como capitán del primer equipo, el apellido Tomàs suena con fuerza en la cantera verdinegra, pues su hermano pequeño, Joan (alero, 1992), también se ha dejado ver como una de las joyas de las categorías inferiores de la Penya, habiendo también estrenado su condición de jugador del primer equipo, aunque muchos anticipan que está llamado a ser una de las futuras estrellas de la Liga ACB.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.