Jordi Roger, entrenador del Atlético Baleares, durante el primer entrenamiento del equipo. | @atleticbalears

0

El Atlético Baleares empieza a sudar. El conjunto blanquiazul ha iniciado este miércoles los entrenamientos de pretemporada a las órdenes de Jordi Roger, que regresa al banquillo blanquiazul para dirigir al equipo en su segunda etapa a ras de hierba y encabezar, con la mochila cargada de ilusión, un nuevo proyecto en Primera RFEF.

Desde el sábado pasado, los jugadores del ATB se habían ido sometiendo a las pruebas médicas y físicas, que concluyeron con éxito el martes, un día antes de empezar el trabajo físico que arrancaba tras la primera charla inicial del entrenador catalán en el vestuario.

El Atlético Baleares destapa la pretemporada con cinco refuerzos: Kevin Sibille, Uzo Adighibe, Carlos Ramos, Lucas Díaz y el tercer portero Toni Dols. A esas caras nuevas hay que sumar la del central alemán de origen tunecino, Marc Lamti, que pertenece al Hannover 96, que estará unos días a prueba. Internacional absoluto con el país norteafricano, es un defensa de gran envergadura (mide 1,96) y durante estas semanas tratará de convencer al cuerpo técnico de que tiene un hueco en la plantilla. Han completado la primera sesión, a más de 32 grados, los jugadores del Santanyí, filial blanquiazul, Nicoli, Toni Ramón y Óscar Sánchez.