Los jugadores del ATB celebran uno de los dos goles del pasado domingo ante el Algeciras. | Pere Bota

0

Ocho partidos en un mes y con una porción notable de la plantilla en la enfermería. Archivada ya en la memoria colectiva la mejor travesía copera de la historia y con una sonrisa en el reencuentro, casi un mes después, con la competición liguera -el triunfo del pasado domingo ante el Algeciras-, el Atlético Baleares se prepara para vivir el mes más agitado de su historia reciente. Entre los partidos aplazados y las jornadas intersemanales previstas para las próximas semanas, el grupo de Xavi Calm debe afrontar una maratón en los próximos treinta días que le ubicarán para el tramo decisivo del campeonato. A los seis encuentros que disputarán todos los equipos del grupo se sumarán los enfrentamientos ante San Fernando y Atlético Sanluqueño que fueron aplazados en su momento por los casos de Covid que afectaron tanto a la plantilla blanquiazul como a sus rivales.

El partido que encenderá la mecha de esta carrera tendrá lugar este miércoles (21.00 horas) en el estadio del Linarejos ante el Linares. Para esta cita, Xavi Calm recuperará a Cordero, Canario y Vilarrasa, que se perdieron el encuentro del pasado domingo por sanción, además de René Román. Sin embargo, seguirán en la enfermería Iñaki Olaortua, Hugo Rodríguez y Alfonso.

El Linares, que le plantó cara al Barcelona en la Copa del Rey después de haber dejado en el camino al Deportivo Alavés en la ronda anterior, afronta el choque en una posición delicada con 23 puntos, solo tres por encima de las posiciones de descenso. En el conjunto andaluz destaca la presencia de Hugo Díaz, exjugador balearico, y de Christian Carracedo y el veterano Nauzet, que pasaron por las filas del Mallorca.

El próximo fin de semana, el ATB recibirá la visita del Costa Brava, un equipo anclado en la zona tenebrosa a pesar de la reacción experimentada    en las últimas semanas -suma cinco jornadas sin perder- y de los fichajes de invierno caso del mallorquín Joan Campins o del exmallorquinista    Álex López. También milita allí    Nuha Marong, que regresará por segunda vez esta campaña al Estadi Balear, ya que la primera vuelta lo hizo con el UCAM Murcia. El grupo de Xavi Calm abrirá febrero con una exigente visita a la Nova Creu Alta para medirse a un Sabadell que ha reaccionado con Pedro Munitis en el banquillo (7 de los últimos 9 puntos en juego) y que no jugó la pasada jornada por el tema del coronavirus.

El día 9 de febrero, en casa, recibirá al San Fernando en uno de los choques aplazados en su día por Covid. En el rival, que apenas ha sumado un punto en las tres últimas jornadas y es 13º con 24 puntos, militan viejos conocidos del fútbol balear como el portero José Perales y el ‘pobler’ Martí Crespí. Los encuentros ante el colista Betis B, Nàstic, Sanluqueño y Linense, éste último el 27 de febrero, cerrarán esta maratón de ocho partidos en un mes que definirán el futuro del Atlètic Baleares.

El apunte

Dioni y Vinicius, una pareja que genera puntos

El Atlético Baleares puede presumir de contar con una de las duplas goleadoras más efectivas de la categoría. Entre el malagueño Dioni Villalba (8) y el brasileño Vinicius Tanque (5) suman 13 goles y ambos presentan unos datos espectaculares cuando marcan como local.Según una información recabada por el estadista Pedro González, en los últimos 45 partidos que ha marcado gol Dioni jugando de local, sus equipos nunca han perdido con un balance de 41 victorias y 4 empates. En el caso del brasileño, esto ha sucedido en sus últimos once partidos con diez victorias y un empate. Al dúo se puede añadir a Manel, uno de los héroes de la Copa, con unos registros de 20 victorias y 6 empates para sus equipos cuando ha marcado como local. Precisamente la pegada que está mostrando el conjunto blanquiazul es una de las claves de la temporada. Con 27 goles a favor, es el cuarto equipo más realizador de la categoría por detrás de Villarreal B (38), Andorra (30) -dos equipos que están por encima aunque con dos partidos más- y del Real Madrid Castilla (28). El ATB afronta un tramo exigente en el que intentará acercarse a un liderato que tiene actualmente a 8 puntos aunque con dos partidos menos. Después de su exitosa aventura en la Copa del Rey, donde alcanzó los octavos de final tras apear a los Primeras Getafe y Celta de Vigo y caer por la mínima con el Valencia, las huestes de Calm ya han centrado todos sus esfuerzos en mantener la regularidad en el torneo doméstico.