Imagen del técnico del ATB, Xavi Calm, en las gradas del Estadi Balear. | Emilio Queirolo

0

Finiquitada su histórica participación en la Copa del Rey, el Atlètic Baleares retoma el pulso a la liga mañana ante el Algeciras con la necesidad de trasladar su buena dinámica de juego a su objetivo real de pelear por el ascenso a Segunda. «Tenemos que ponernos en modo liga», resaltó ayer el preparador de los blanquiazules, Xavi Calm, que aboga por extraer todas las cosas buenas del torneo del KOpara encarar una segunda vuelta del campeonato que presenta especialmente exigente en las próximas semanas.

«Hay que cambiar de chip, pero no podemos olvidar lo que hemos hecho, lo tendremos siempre en la memoria», expresó el técnico catalán, que expresó que que tanto el cuerpo técnico como el vestuario tienen claro el desafío real del presente curso. «La Copa nos ha servido para unirnos y para vivir momentos muy buenos y eso hace crecer al equipo y su sintonía con la afición, pero nuestro día a día es la liga. Tenemos el domingo un rival muy complicado como es el Algeciras y que debemos sumar de tres», resumió.

El torneo del KO ha dejado constancia del ATB de competir ante rivales de primer nivel en choques de máxima exigencia, pero las prestaciones en el torneo del KO se tienen que trasladar al hábitat natural de los balearicos. «Jugar tan bien como lo hicimos no nos lo pondrá ni más fácil ni más difícil en el futuro. Nos servirá para estar más fuertes, pero el partido contra el Algeciras es otra historia, debemos competir y será complicado porque tendremos enfrente a un gran equipo, uno de los mejores para mí. Tienen calidad arriba y son valientes jueguen en casa o fuera. Hemos trabajado    mucho esta semana y espero que salga, los jugadores están convencidos de hacerlo bien y han cambiado el chip», analizó.

La buena noticia de la recuperación de todos los futbolistas que pasaron el coronavirus contrasta con las numerosas bajas que marcan el partido del domingo. Calm no podrá contar con los sancionados Canario, Ignasi Vilarrasa y Cordero ni con los lesionados Iñaki Olaortua, Hugo Rodríguez y Alfonso, que encara el tramo final de su recuperación. En cualquier caso, no hay tiempo para lamentaciones teniendo en cuenta el intenso mes de febrero que se le presenta a los balearicos para recuperar sus encuentros pendientes. «Tenemos el plan de siempre, solo pensamos en Algeciras el domingo y en dos días preparamos el siguiente de Linares, luego Costa Brava... no nos paramos a pensar en lo que pasará», concluyó.