Xavi Calm, entrenador del Atlético Baleares, observa el entrenamiento de este viernes.

0

Lanzada la cuenta atrás para el partido más importante en la historia reciente del Atlético Baleares (domingo, 12 horas, Estadi Balear), el técnico blanquiazul, Xavi Calm, exhibe ilusión y ambición a la par para medir fuerzas con el Valencia a la caza de un lugar en los cuartos de final de la Copa del Rey. «Tenemos la ilusión de eliminarles, será difícil y les respetamos, pero es nuestro objetivo y ante nuestro público queremos disfrutar de este momento, de esta Copa y de este partido», explicaba el preparador catalán del ATB su comparecencia previa al duelo.

En este esperado choque se espera a un Valencia «intenso de inicio, intentando salir a por nosotros desde el arranque, pero hemos de saber gestionar el partido, teniendo el balón y siendo valientes», refería Calm, que admite haber recuperado efectivos de cara al choque y espera, en los tests del sábado, seguir sumando hombres para el choque de octavos de final de la Copa del Rey, que desea deje «un día especial e histórico para el Atlético Baleares», que contará con el apoyo de su hinchada en un lleno que, pese a las restricciones de aforo al 75%, está garantizado e incluso superará las expectativas iniciales tras añadirse una grada supletoria.

Un partido en el que quiere, además del triunfo, «que la gente se sienta orgullosa del equipo». Y recuerda que la presión, aunque el favorito sea el Valencia, es algo también presente para el Atlético Baleares, «pues la tenemos cada semana en Liga para ganar o hacerlo bien. Y que vega la gente va a hacerlo más especial. Será un orgullo ver este estadio lleno, algo increíble. Lo que estamos viviendo es para recordarlo, si no pensamos así, no lo vamos a disfrutar como toca», proseguía Calm, que extendió la felicidad e ilusión que irradia el vestuario «a todos los estamentos. Es el momento del club, de la afición, de la gente que trabaja aquí y de sus familias... Es una situación para crecer como entidad», añadía el entrenador blanquiazul.

La presencia, por primera vez, del VAR «no aporta presión», resaltaba Calm, quien a la vez recordaba que «deberá hacernos ver que las jugadas se tienen que acabar y estar más atentos siempre». Y remarcaba Xavi Calm que, pese a las bajas y las dos derrotas con las que llega el equipo de Bordalás «vendrán con toda la intención del mundo de ganarnos y pasar, y no olvidemos que en doce partidos, han perdido esos dos». Esa «alta intensidad y nivel físico» del conjunto 'ché' preocupa al ATB y su cuerpo técnico, sabedores de que su rival visitará el Estadi Balear con la lección aprendida tras los precedentes de Getafe y Celta.

No pudo obviar Calm que la Liga está presente en el horizonte, pese al impás copero, «y es nuestro día a día. Pero hay que disfrutar este momento, que además el calendario nos lo ha permitido», refirió el preparador de un ATB en cuyo entorno se palpa la trascendencia de un partido que puede situar a los blanquiazules entre los ocho mejores equipos de la Copa del Rey. Todo un hito, uno más, en una participación para los anales.