El punta del ATB Dioni conduce un balón bajo la mirada de Xavi Calm. | Miquel Àngel Borràs

0

Convertir el Estadi Balear en un fortín es una de las premisas que se ha marcado el Atlético Baleares para seguir encaramado a las posiciones de privilegio y este domingo (12:00/Footters) tratará de contener las ansias de reivindicación del Linares para multiplicar el valor de su último empate ante el Real Madrid Castilla. Los blanquiazules, lastrados por numerosas bajas pero con la posibilidad de contar con 4.800 espectadores en las gradas, pretenden alargar su buena dinámica y atrapar su tercera victoria en casa ante un rival que quiere redimirse de la dura derrota (0-3) sufrida la pasada jornada ante el Cornellà.

Por primera vez en la temporada los balearicos podrán contar con el aforo completo en el Estadi Balear, lo que supone una ayuda extra para seguir haciéndose fuertes como locales. El jugador número doce se presume como un notable aliado para paliar las notables ausencias en la pizarra de Xavi Calm, que no puede contar con los lesionados Josep Jaume, Miguel Ángel Cordero, Jesús Álvaro, Hugo Rodríguez y Alfonso. Los tres últimos han sido titulares habituales en el arranque del curso, pero el técnico catalán cuenta con una notable profundidad de plantilla para responder a las eventualidades y ha citado a los juveniles Dani Rigo y Toni Florit para completar la lista de convocados. También ha pasado la semana con algunos problemas el centrocampista Damián Petcoff, pero la escasez de efectivos en la sala de máquinas no deja demasiadas alternativas.

Defensa

El regreso al Estadi Balear debe suponer una vuelta a la solidez defensiva que los blanquiazules han echado en falta en sus dos últimos desplazamientos, en los que cosecharon sendos empates a dos frente al Andorra y el Real Madrid Castilla teniendo que responder a las ventajas de sus adversarios para acabar firmando tablas. Las reacciones a domicilio han acreditado el carácter y la pegada del grupo de Calm, que en casa sólo ha encajado un gol en tres partidos y aspira a extender su fiabilidad.

El Linares, que trata de encajara sus piezas tras la destitución de Alejandro Sandroni y el nombramiento de Alberto González hace dos jornadas, encara el partido con las dudas de Perejón, Carnicer y de su máximo realizador Etxaniz y no podrá contar con el central Josema, que se fracturó el pómulo en la derrota ante el Cornellà. El conjunto jienense quiere redimirse del revés encajado en casa y hacerlo en un escenario que invita a intentar cargarse de confianza.

El duelo en el Estadi Balear supone el regreso a Palma de dos viejos conocidos de la afición balearica como el lateral izquierdo Migue Marín o el delantero Hugo Díaz, que se ganó el cariño de muchos aficionados al ser uno de los grandes revulsivos de las segundas partes en la campaña 2018-19. El conjunto jienense también cuenta en sus filas con dos jugadores que pasaron por el Mallorca B como el guardameta Nauzet Pérez o Carracedo.

Alineaciones probables

Atlètic Baleares: René, Ferrone, Olaortua, Carlos Delgado, Vilarrasa, Petcoff, Armando, Canario, José Fran, Vinicius y Dioni.

Linares: Nauzet, Olivera, Guerrero, Andriu, Migue Marín, Lara, Rodri, Carracedo, Barbosa, Hugo Díaz y Copete.