Previous Next
5

Tres de los equipos recién descendidos, cinco filiales y una nutrida representación de los mejores equipos de lo que eran el grupo tercero y cuarto de la ya extinta Segunda B serán los rivales del Atlético Baleares la próxima temporada en la Primera División RFEF. La entidad blanquiazul ha quedado encuadrada en el grupo 2 de la nueva competición que ha empezado a sentar las bases de la temporada 2021-22 este mediodía y ya sabe el duro camino que le aguarda en el que será el tercer peldaño del fútbol nacional.

Tres de los cuatro recién descendidos de la Liga SmartBank como el Castellón, Sabadell y Albacete son algunos de los nombres que resaltan en la liga de 20 equipos en la que también estarán los filiales del Barcelona, Real Madrid, Villarreal, Betis y Sevilla dejando constancia del gran nivel con el que se topará la escuadra que dirigirá Xavi Calm.

El formato de competición de la temporada resuelve que ascenderá a la Liga SmartBank el primer clasificado de cada grupo y descenderán los cinco últimos. Los equipos que queden clasificados entre el segundo y quinto puesto jugarán en sede neutral unas semifinales y final para decidir los dos ascensos restantes.