Xavi Calm, técnico del ATB, observa las evoluciones del juego. | M.A.B.

0

El Atlético Baleares exhibe prudencia pese a su buen arranque dentro de la segunda fase, la de acceso a la Primera División RFEF. El Mérida buscará en el Estadi Balear (domingo, 12 horas) acabar con la buena dinámica de Xavi Calm al frente del equipo, pero el técnico advierte del potencial de un rival avalado por una plaza histórica y la necesidad de sumar en su visita a Mallorca para mantener sus opciones de pelear por la segunda plaza.

«No creo que sea uno de los rivales más flojos, el Mérida tiene jugadores experimentados en la categoría, tienen buen equipo, nos querrá robar el balón, vienen de hacer un gran partido, tienen diferentes registros así que seguro que nos exigirán mucho. El equipo ha entrenado bien esta semana y queremos repetir las sensaciones de otros partidos e ir en el mismo camino», comentaba Calm en su comparecencia semanal.

La posibilidad de completar un gran domingo para el club, con el juvenil peleando por el ascenso a División de Honor y el femenino encarando un duelo clave, motiva más todavía al conjunto de Segunda B blanquiazul y a un vestuario que se ha crecido con los resultados y a base de confianza. «Queremos más y nos hemos preparado para seguir ganando. No queremos perder la segunda plaza, la presión existe en cualquier trabajo, entendida como ilusión y con ganas de dejar contenta a la afición, esperando que sea un gran domingo para todos; el femenino se enfrenta a las líderes y el juvenil quiere el ascenso a División de Honor. Esperamos que sea un gran domingo para el club, empezando por la mañana con nuestra victoria», aseguró al respecto el preparador, que contará con todo su arsenal y deberá hacer un descarte.

Rivales

Preguntado por el duelo de esta tarde entre sus dos rivales directos, Calm prefiere mirar hacia sus intereses. «Sinceramente nos da igual el Rayo-Villanovense, mientras ganemos nosotros porque no está en nuestro control, es un tópico pero hay que ir partido a partido. Es una liga tan corta que no hay margen de error. En casa debemos hacernos muy fuertes», dijo.

Para esta jornada, una parte de la afición (socios del número 1 al 650) regresará a las gradas del Estadi Balear para ofrecer todo su apoyo moral a los jugadores durante el partido. El resto podrá ver el partido sin coste en el sistema PPV del club.