El jugador del ATB Canario intenta marcharse de un rival. | Miquel Àngel Llabrés

0

Prohibido tropezar es la máxima que resuena en el vestuario del ATB en su visita al Villanovense. El conjunto blanquiazul juega en el Romero Cuerda con la necesidad de sumar los tres puntos para dar caza a su rival, ya que una derrota les alejaría hasta los seis puntos de su objetivo, que no es otro que terminar entre las dos primeras plazas que dan acceso a disputar la próxima temporada en la Primera División RFEF.

Dos victorias consecutivas y, sobre todo el triunfo sobre el Don Benito en el arranque de la segunda fase de la competición, han elevado la confianza y el optimismo del ATB, que se ha propuesto romper con el pasado y enfocarse en los retos a corto plazo para ofrecer su mejor versión. La conjura del grupo y la premisa de hacerse fuertes atrás son los pilares sobre los que pretende apoyar su progresión en el momento decisivo.

Al margen de un estado de ánimo renovado en el grupo, la buena noticia para el técnico blanquiazul, Xavi Calm, es tener a toda la plantilla a su disposición, entre ellos, Vinicius Tanque tras los problemas físicos que sufrió ante el Don Benito.

El Atlètic necesitará mantenerse fiable atrás, pero sobre todo leer bien sus ataques ante un Villanovense que hace de la seguridad defensiva y de su intensidad sus principales armas.

Alineaciones probables:

CF Villanovense: Pedro López, Diego Parras, Adrián Escudero, Bonaque, José Tapia, Jesús Mena, Julen Azkué, Álvaro Clausí, Fran Viñuela, Dani Martínez y Wilson Cuero.

Atlètic Baleares: René Román, Luca Ferrone, Pedro Orfila, Iñaki, Peris, Cañas, Armando Shashoua, David Haro, Canario, Vinicius Tanque y Manel Martínez.