Imagen del grupo de aficionados del Atlético Baleares que viajaron el pasado fin de semana a Miranda. | Carlos Gil

18

La afición del Atlético Baleares se moviliza con vistas al encuentro ante el Mirandés (Domingo 18:00 horas, Son Malferit). El equipo palmesano tiene que remontar un dos a cero en contra si quiere ver cumplido el sueño del ascenso a Segunda A. Un grupo de trabajadores del fútbol base junto a las Peñas del club blanquiazul tienen previsto llevar a cabo varias iniciativas con el objetivo de animar al equipo y demostrar que los seguidores se sienten orgullosos de la temporada que han firmado este curso los hombres de Manix Mandiola.

Una de estas iniciativas es acudir al entrenamiento del sábado, que pese a llevarse a cabo a puerta cerrada, el club permitirá la entrada de 10:00 a 10:30 horas con el fin de que los hinchas puedan expresar su apoyo a sus futbolistas antes del domingo.

De esta forma se convoca a toda la afición del Atlético Baleares el sábado a las 09:45 en el Wok junto a Son Malferit portando camisetas blanquiazules y ropa del club para posteriormente acceder al campo y demostrar a los jugadores que su afición está convencida de la remontada y darles el último empujón antes del partido.