El Atlético Baleares confirma su candidatura a ascender a la Segunda División el fútbol español con una victoria en su domicilio frente al Melilla que le permite seguir soñando. | Youtube Última Hora

26

El Atlético Baleares logró la clasificación para la tercera y última eliminatoria de ascenso a Segunda División tras superar por la mínima al Melilla en Son Malferit (1-0). El gol de Nuha Marong en el minuto 18 decidió el cruce y deja a 180 minutos de la categoría de plata a los hombres de Manix Mandiola, que sufrieron en los minutos finales el acoso de los norteafricanos, pero consiguieron hacer valer el tanto del punta hispano-gambiano.

Con el marcador a favor, el Atlético Baleares se mostró solvente atrás, aunque lo probó el Melilla con acciones puntuales y contras peligrosas que en contadas ocasiones inquiteraron a Klaus y la zaga blanquiazul.

Tras el empate a cero de la ida, el equipo isleño se saca la espina de la eliminación en la serie de campeones frente al Racing de Santander y se mantiene con vida en la carrera por el ascenso.

Noticias relacionadas

El partido tuvo la intensidad que requería una cita con tantas cosas en juego. Eso sí, fue el Melilla el que arrancó con más ambición, aunque sin encontrar la forma de meter en apuros a la zaga del ATB, que respondía con solvencia a las ofensivas iniciales de los norteafricanos.

Un disparo de Villapalos que rozó el travesaño fue la antesala del momento clave del partido y de la eliminatoria. Un pase magistral de Fullana conectaba con Nuha Marong y el punta hispano-gambiano resolvía con solvencia frente al meta visitante, Dani Barrio, que no pudo evitar el gol del Atlético Baleares (1-0, min. 18), que provocaba el delirio en un Son Malferit que rozó el lleno.

Nuha

Shashoua asumió el mando de las operaciones en el Atlético Baleares ante un Melilla que dio un paso atrás. Aunque tuvo ocasiones puntuales, como una de Óscar García, que no supo resolver ante Klaus.

Con tablas se llegó al ecuador del duelo y en la segunda mitad el Melilla apretó, pero sin orden ni concierto. No llegaban ocasiones claras y el Atlético Baleares controlaba sin apuros los ataques de un rival contra el que corría el crono. Hasta que, en el descuento, Peris salvó bajo palos un balón que iba al fondo de las mallas, evitando el empate y habilitando a un Atlético Baleares que supo defender su renta (1-0) y dio otro paso al frente quedándose a dos partidos, 180 minutos del ascenso.