Los jugadores del Atlético Baleares Samuel Shashou y Nuha, durante el último entrenamiento en Son Malferit antes de medirse al Conquense. | GuiemSports/ATB

3

Tras alargar su racha triunfal en Son Malferit, el Atlético Baleares se mide hoy (16:00/IB3) al Conquense con la oportunidad de acostarse líder. El conjunto blanquiazul busca un triunfo a domicilio que le permita acercarse a su objetivo de disputar el playoff de ascenso y que de paso le permita meter presión a sus rivales, que entrarían en juego más exigidos.

El liderato provisional del grupo tercero de Segunda B es un aliciente para el ATB, pero no precisamente el objetivo de su desplazamiento a La Fuensanta, donde quiere elevar los registros de su mejor racha sin conocer la derrota. Los mallorquines enlazan seis jornadas sin perder que le han permitido hacerse fuertes en la segunda posición y ampliar su margen respecto al quinto.

La regularidad del equipo, que ha conseguido blindar su portería encajando un gol en los últimos seis encuentros, invita a dar continuidad al mismo once en el que ha venido confiando Manix Mandiola, cuyo margen de maniobra se ha estrechado más si cabe por las bajas por lesión y por sanción.

Rubén González, Pedro Ortiz y Marc Rovirola se han quedado fuera de la lista convocados por distintos problemas físicos, mientras que Kike López cumple un partido de sanción al cumplir ciclo de amonestaciones. Tampoco se ha desplazado Rodri por decisión técnica, ya que Manix Mandiola ha optado por completar la convocatoria con los jugadores del Santanyí Tomás Gallardo y Adri Rueda. La falta de jugadores del primer equipo tanto en posiciones del centro del campo como en defensa han provocado la decisión de Mandiola de recurrir al filial.

El único cambio que prevé en el once respecto al que superó al Peralada la pasada jornada es el regreso de Biel Guasp al lateral izquierdo. La vuelta del alaroner está condicionada a la ubicación de José Peris en el lateral derecho ante la ausencia de recambios para el sancionado Kike López.

Noticias relacionadas

El propio Mandiola reconoció ayer antes de viajar que sería Peris el encargado de suplir la ausencia del salmantino para no modificar en exceso «el esqueleto del equipo». La alternativa que se manejaba para el lateral derecho era Álvaro Vega, pero el buen rendimiento junto a Guillem Vallori en el eje de la defensa y la ausencia de un relevo de garantías convierte a Peris en el elegido para la derecha a pesar de su condición de zurdo.

Pocos cambios se esperan en el centro del campo y las bandas, aunque en las últimas salidas Mandiola ha introducido algunas variantes en una delantera que salvo contratiempos ocuparán Nuha y Marcos.

El Conquense sí dispone del grueso de su plantilla, aunque no ha entrado en la convocatoria uno de sus refuerzos invernales como Nemanja Mirosaljevic, que no dispone aún de la ficha. Los locales, reforzados tras su última victoria ante el Barcelona B que les ha permitido acercarse a la salvación, han renovado su plantilla en el mercado y podrían hacer debutar al que fuera delantero de Las Palmas o Reus Macauley Chrisantus.
Manix Mandiola

El técnico del Atlético Baleares remarcó ayer que los suyos no están pendientes de asaltar el liderato y que sólo piensan en sumar. «Tenemos la oportunidad de jugar bien y si sumamos damos un paso adelante, pero lo importante es seguir adelante, rendir y competir bien», analizó. «La pasada semana estábamos a un partido de quedarnos fuera del playoff haciendo las cosas bien, así que lo que quiero es que el quinto se quede a ocho puntos, descabalgar a uno de la carrera y espero que no seamos nosotros», añadió.

Acerca del Conquense, al que calificó como «un equipo de jugones», recordó que «aquí nos dieron un baño por momentos y allí se puede dar lo mismo». «Juegan a tener el balón y a tocar y nosotros vamos a intentar ser prácticos. Ellos no van a cambiar por un rival u otro y serán fieles a su estilo y nosotros también», argumentó el preparador vasco, que aseguró que su equipo afronta el partido con la intención de «salir a ganar».