Cartas de los lectores

Danas, climas y equidistancias falsas

En las tertulias del día en el que los elementos desatados no han dejado títere con cabeza en las Fallas de Valencia, voces de todos los colores proclaman que ‘hemos’ dejado pasar el tiempo sin tomar medidas para detener un cambio climático que solo es consecuencia de nuestro ‘progreso’.
Sin eludir la parte de responsabilidad que me corresponda de una desgracia que quizás acabe con todo lo que se mueve, dejaré claro que si hace diez años el gobierno, por ejemplo, hubiera obligado a que un día circularan solo los coches pares y el otro los impares, para contaminar menos, millones y yo mismo hubiéramos cumplido la ley, por conciencia o por miedo a las multas.
Pero también estoy convencido de que personajes importantes como Aznar hubieran dicho que «quien es el gobierno para…». Otros, como Rajoy, que tienen «un primo que sabe mucho de eso y le ha dicho que no es para tanto»; y terminando para no aburrir, una como Ayuso habría reclamado «libertad» para elegir el coche que me dé la gana, tras una década entera sufriendo la represión de un gobierno ecologista, porque «el muerto al hoyo y el vivo al bollo». Y si no, que alguien intente discutirle lo bien que viven en Madrid gracias a la «libertad de tomarse unas cañas»…, quienes han sobrevivido a la COVID, aunque hayan sido menos que en la mayoría de Comunidades Autónomas de su querida España.
Si los tertulianos dicen ‘hemos’ es porque cuando acudimos a las urnas, que solo en ese momento decidimos, lo hacemos mal, votando a partidos como a alguno de los tres citados.
Para evitarlo, estas voces de las que hablaba al principio deben poner nombres a los que mandan y no toman medidas, o no dejan tomarlas. Son los partidarios del ‘sálvese quien pueda’, porque ellos siempre pueden.