Cartas de los lectores

Vuelven los autos de fe

Pienso, opino, creo, sin Spinoza y sin Maimónides, que hay una cacería muy cutre contra uno de los mejores y más cultos (hay muy pocos, casi ninguno) profesores de la UIB. Una cacería, ya que me parece hitleriano lo que está ocurriendo con este catedrático de Filosofía. Tras pasar por los filtros de la Justicia que todavía no lo ha dicho todo, porque Miquel Beltrán tiene derecho a recurrir y una Constitución que lo ampara, un grupo de muy azuzados alumnos de la UIB, que no lo conocen (salvo de oídas y cotorreos), y a los que no les ha hecho absolutamente nada, van recogiendo contra derecho firmas, como si no existiera la Justicia, para que lo inmolen pese a que este catedrático está cumpliendo escrupulosamente las decisiones que van tomando los Tribunales. Miquel Beltrán Munar es uno de los pocos humanistas mallorquines a quien le publican sus estudios sobre historia de las ideas en Amsterdam, Jerusalén y NYC; es una estupenda persona y yo pongo en la mano en el fuego donde haya que ponerla por él. ¿Es que lo van a linchar a base de firmas? ¿Es que lo mandaremos a la plaza Gomila para que lo quemen en auto de fe?

Paciencia, Miquel, y respira; las cosas siempre acaban cayendo por su peso. Quien resiste, gana.