1

En esta entrega proponemos una fantástica ruta por uno de los litorales vírgenes de Llucmajor. Tanto la podemos plantear como una ruta breve (sólo ida, y por lo tanto dos coches) como de media jornada (ida y vuelta).

Duración: 2’15 h (ida); 4’30 h (ida y vuelta).
Dificultad: Baja (cuidado en el paso del faro).
Equipo: Media montaña (sombrero y crema solar).
Agua: No.
Ayuda: Mapas del ING.

➡ Cala Pi

Empezamos en Cala Pi, una de las radas más bellas y profundas del sur mallorquín, en la que quedan restos de cavidades prehistóricas en su pared sur.El paso al otro lado se sitúa detrás de los embarcaderos del flanco de poniente de la cala. Aquí veremos un evidente sendero que nos remontará al otro margen.

➡ Hacia Cala Beltran

Avanzamos cómodamente hasta el extremo de la cala. Al otro lado se alza la torre de vigilancia de Cala Pi. En 1652, el jurat Llorenç Clar de Vallgornera propuso su construcción para la defensa ante los desembarcos corsarios. Tres años después ya estaba edificada.

Seguimos por la línea de costa hasta un antiguo pegujar, detrás del cual se encuentra Cala Beltran, una verdadera joya de la naturaleza.

El Clot del Cap Blanc, el tramo más bello y espectacular de la excursión.

➡ El Clot del Cap Blanc

El sendero litoral sigue en el otro lado de la cala. Avanzamos hasta el cabo de Capocorb, el último punto desde donde podremos contemplar la urbanización de Cala Pi. A partir de aquí, el faro del Cap Blanc actuará como hito.

Avanzamos hacia poniente sobre una gran plataforma rocosa, de caída vertical, por la que es fácil avanzar. Más adelante nos quedarán a la derecha los restos de un proyecto de urbanización. Pronto veremos en el horizonte la Torre del Cap Blanc, emplazada al otro lado de la bahía conocida como el Clot del Cap Blanc. A continuación hallaremos los restos de una barraca de piedra.

➡ Hacia la segunda torre

Más adelante pasaremos por la zona más interesante de la ruta desde el punto de vista lingüístico gracias al trabajo del filólogo Cosme Aguiló. Dejaremos de lado puntos como les Fontanelles Fondes, les Fontanelles Tendres y el rincón conocido como el Cotimplà, una reliquia mozárabe que pasó al catalán bajo la forma còtil. Seguimos por el sendero hasta dejardeladounabrevaderoyatravesar un portillo. Aquí aparecerá la Torre del Cap Blanc, hoy en estado lamentable de conservación.

➡ Final de la excursión

Bordeando la antigua batería militar llegaremos al faro, donde seguiremos por la línea litoral (¡cuidado!) para pasar al otro lado.

Itinerario gráfico

Cala Pi.

Cala Beltran.

Torre del Cap Blanc.