Los dominios de Bona Pau: Puig de Sant Miquel (Montuïri). | Tomàs Vibot

0

En esta entrega os proponemos una excursión fácil y circular por el corazón del Pla de Mallorca que nos llevará a coronar el Puig de Sant Miquel de Montuïri.

Duración: 3’15h.
Dificultad: Baja
Equipo: Ropa y calzado cómodo.
Agua: Puig de Sant Miquel (bar).
Ayuda: Mapa ING 699-IV.

➡ Inicio

Nos ponemos en marcha en Montuïri y nos dirigimos a la carretera de Porreres. Dejamos de lado el Molí de Can Ballester y antes de llegar a la rotonda de la autovía, entramos en el camino del Puig de Sant Miquel (señalizado).

➡ Puig de Sant Miquel

El camino avanza hacia el sureste, con la montaña sagrada enfrente. Detrás de los extensos campos aparecen las possessions de Sa Torre y Son Collell. Más adelante dejamos a la izquierda el camino de Son Barceló. A partir de ahora, la pendiente se acentúa. Después de superar Son Monjo, encontramos un cruce de caminos, donde giramos a la derecha. Enseguida salimos a la carretera principal del Puig de Sant Miquel. El camino pasa junto a un gran abrigo rocoso.

Meià, uno de los viejos latifundios que circunda el Puig de Sant Miquel.

El camino gira y llega a la cima, donde nos espera el santuario de la Mare de Déu de Bona Pau, documentado ya a finales del siglo XIV.

➡ Son Comelles

Frente al templo veremos un corto tramo del camino viejo, por donde bajamos. Llegamos a una gran cruz y luego salimos al camino principal. Entramos nuevamente en el camino que hemos utilizado para subir y en el primer cruce tomamos el vial de la derecha. Después de zigzaguear, giramos de nuevo a la derecha hasta encontrar el segundo cruce, donde continuamos a la derecha.

Al final de este tramo giramos a la izquierda y flanqueamos la autovía de Manacor hasta encontrar el desvío de Son Comelles (izquierda). Vale la pena contemplar las estructuras de esta vieja possessió mallorquina y especialmente la cisterna de la casa dels amos.

➡ Vuelta a Montuïri

Seguimos por el camino principal, que ahora se llama del Rafal Aixat. El tramo es bellísimo, entre extensos campos de almendros y algarrobos. Superamos un collado y desembocamos en la carretera de Montuïri a Sant Joan. Giramos a la izquierda y seguimos por la vía peatonal que flanquea esta carretera. A la derecha nos queda la bella possessió de Meià.

Llegamos al collado de Tagamanent e iniciamos un suave descenso hacia Montuïri. Antes dejaremos Son Costa y el antiguo restaurante El Patio. Desde aquí las vistas de la Serra de Tramuntana son espléndidas. Entramos en Montuïri por la rotonda de Son Fornés.