La ribera del Archiduque: Barrera de sa Marina-S’Estaca. | Tomàs Vibot

0

Empezamos la excursión en el Camí de sa Barrera de sa Marina, que se sitúa en la carretera Ma-10, a la altura del kilómetro 69’350, entre Can Costa y Son Galcerán.

Duración: 2’30 h.
Dificultad: Baja.
Equipo: Media montaña.
Agua: No.
Ayuda: Mapa Tramuntana Central (editorial Alpina).

➡ Mirador Nou

Después de unos metros con el firme de hormigón, el camino se vuelve sendero. Al poco de adentrarnos en el bosque, encontramos un desvío a la derecha, que lo tomamos momentáneamente para visitar los restos de uno de los miradores más bellos del territorio archiducal: el Mirador Nou. Fue construido en 1884 y desde 2002 está en ruinas.

➡ Mirador de s’Erassa

Volvemos a la ruta principal y descendemos rápidamente. Pronto llegaremos a la barrera que da nombre al camino, que desemboca en una planicie donde se yergue, en un extremo, el magnífico mirador de S’Erassa. Descansa sobre un peñasco y, tal y como afirma el estudioso N. Cañellas Serrano, aquí el archiduque se sentía como si navegara.

➡ Caló de s’Estaca

Abandonamos el mirador. En unos diez minutos llegamos al camino principal de S’Estaca, muy cerca de la entrada a esta emblemática finca, donde seguimos a la derecha. Dejamos seguidamente el inicio del sendero que sube hacia Miramar y descendemos con rapidez hacia el pequeño puerto tradicional del Caló de s’Estaca.

Casas del Caló de s’Estaca, uno de los núcleos de pescadores más genuinos de la Serra de Tramuntana.

El camino pierde su anchura y desciende entre pequeñas casas de pescadores. Abajo nos esperan los varaderos, formando una especie de anfiteatro marino.

➡ S’Estaca

Después de haber disfrutado del Caló, volvemos nuestros pasos hasta el Camí de sa Barrera de sa Marina y, en vez de remontarlo, seguimos por la pista, hacia el Port de Valldemossa. En pocos metros, a la derecha, podremos contemplar lacasa deS’Estaca, construida en 1878. Aquí habitó uno de los grandes referentes vitales del Archiduque, Catalina Homar, quien murió en 1905. Desde nuestra posición podemos contemplar parte de su singular estructura, de inspiración siciliana.

➡ Carretera del Port de Valldemossa

Poco más adelante, superamos una barrera por un paso escalonado. Luego dejamos de lado el inicio del Camí de l’Escolta y la entrada de la casa de Sa Font Figuera.Tras pasar otra barrera y una zona con algunos hornos de cal, llegamos a la carretera del Port de Valldemossa, punto final de nuestro itinerario.

Itinerario gráfico

Mirador de S'Erassa.

S'Estaca.