La mar afable: urbanización de Betlem - Colònia de Sant Pere. | Tomàs Vibot

1

Proponemos, para estos días de canícula, una ruta por el litoral norte de Mallorca, donde el mar y las perfiladas sierras de levante se convierten en los marcos de una de las más bellas estampas de la Isla.

Duración: 1.15 h. (ida)
Dificultad: Baja.
Equipo: Buen calzado, agua y protección solar.
Agua: Sí (núcleos urbanos).
Ayuda: Mapa ING.

➡ Inicio

La ruta empieza en la urbanización de Betlem, a la que llegamos por la carretera de la Colònia de Sant Pere (Ma-3331) desde la carretera de Artà a Can Picafort. La urbanización se encuentra al final, donde podremos dejar el vehículo sin problemas.

➡ Punta de ses Salpes

Empezamos a caminar junto al mar, donde encontraremos un sendero litoral muy marcado. Desde este punto ya podremos observar nuestro objetivo final: la Colònia de Sant Pere.

En el Arenalet de Son Colom nos espera una de las dos torres de enfilación militar que encontramos en este magnífico litoral.

Después de dejar los últimos bloques de apartamentos, el litoral se presenta despoblado y sugerente. Superamos los primeros cabos: S’Escull d’en Tomàs y la Punta de ses Salpes.

➡ Torrent de s’Aigua Dolça

En pocos minutos llegaremos a dos calitas, estrechas y hondas, con peculiares denominaciones: la Banyera de la Senyora y la Banyera des Ermitans. A nuestra izquierda se abre el territorio conocido como Es Canons, en el que aún se palpan los indicios de una fallida urbanización. Atravesamos el Torrent de s’Aigua Dolça, junto al que quedan los restos de un dolmen.

➡ Ca los Camps

El sendero sigue al otro lado del torrente. Deja a la derecha Na Ferradura y la Punta de Ca los Camps. Desde aquí, nace un sendero que baja con rapidez hasta Ca los Camps por la parte posterior de un varadero. Si no podemos acceder por aquí (actualmente se llevan a cabo obras), bordeamos la rada y bajamos por el otro extremo. La cala es un pequeño oasis, bello y equilibrado, donde vale la pena refrescar el cuerpo.

➡ Arenalet de Son Colom

Salimos de la cala y continuamos por el sendero litoral, ahora muy marcado. Pronto llegaremos al Caló del Corb Marí, lo atravesamos y seguimos hasta el Arenalet de Son Colom, donde se halla una torre con forma de obelisco, construida en la posguerra y con finalidades militares.

➡ Colònia de Sant Pere

El sendero finalmente desemboca en la carretera litoral, junto a la Punta des Taverner. Avanzamos con cuidado hasta Sa Torreta, una discreta y bella casa situada sobre el mar, dotada de una torre de molino. Nos encontramos ya en el límite del núcleo urbano de la Colònia de Sant Pere.

La ruta y el itinerario gráfico

1. Banyera des Ermitans.

2. Ca los Camps.

3. Iglesia parroquial de la Colònia.