0

Las bandas de resistencia o elásticas son uno de los complementos más utilizados a la hora de planificar una rutina de entrenamiento, ya que su incorporación ofrece beneficios para el aumento de la musculatura. Además, son ideales para practicar deporte sin salir de casa.

Destinadas a principiantes y a deportistas más avanzados, las bandas de resistencia sirven para trabajar "muchas zonas del cuerpo sin añadir una carga adicional a las articulaciones", explican en Runtastic. Por ello, suelen utilizarse para fortalecer una musculatura concreta, por lo que se pueden incorporar en las sentadillas para trabajar piernas y glúteos.

Las sentadillas mejoran la tonificación en piernas, glúteos y abdomen, ayudan a quemar calorías y grasa localizada y, en definitiva, para trabajar todo el tren inferior del cuerpo. En este sentido, la incorporación de bandas de resistencia puede suponer ciertas ventajas, ya que ayudarán a controlar el movimiento y el equilibrio y a incrementar la movilidad articular.

Así, se pueden utilizar para realizar una rutina física de fuerza completa del cuerpo entero o de una zona en concreto. Desde Runtastic recomiendan elegir de 3 a 5 ejercicios y hacer de 8 a 25 repeticiones de cada uno. Después, volver a repetir de 2 a 5 series, dependiendo del nivel de resistencia de las bandas. Esto se puede comprobar a través del color y, generalmente, el verde suele utilizarse para niveles intermedios.

Las bandas de resistencia más adecuadas para entrenar el tren inferior con sentadillas son las circulares de pequeño tamaño, que se pueden colocar alrededor de las piernas, aunque siempre por encima o por debajo de las rodillas.