¿Qué es el sistema inmunológico?

| Palma |

Valorar:
Es fundamental mantener una alimentación variada y lo más natural posible.

Es fundamental mantener una alimentación variada y lo más natural posible.

Durante los meses de invierno nuestro sistema inmunológico se resiente. Aunque existen numerosas causas que pueden explicar este fenómeno, las gripes estacionales y los virus juegan un papel importante. Por ello, desde Mayla®Pharma recomiendan llevar a cabo hábitos de vida saludables y combinarlos con ciertos complementos nutricionales como VIRUFREN® Inmunomax es un compuesto exclusivo formulado con ingredientes específicos para fortalecer el sistema inmunitario.

La Equinácea, el Saúco, Própolis, Salvia officinalis o el Astrágalo, son tradicionalmente reconocidos como pilares fundamentales en el refuerzo de la defensas del organismo.

En líneas generales, se puede afirmar que el sistema inmunológico es el proceso que lleva a cabo el cuerpo humano para eliminar agentes externos no deseados. En este proceso juegan un papel muy importante los glóbulos blancos, por lo que mantener unas defensas altas es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo.

Aunque es cierto que algunas personas, de manera natural, poseen un sistema inmunológico más fuerte que otras, los hábitos de vida juegan un papel importantísimo en la fortaleza del cuerpo. Asimismo, los complementos pueden ayudar al cuerpo en ciertas cuestiones específicas.

Hábitos para mantener un sistema inmunológico fuerte durante el invierno

A pesar de que mantener unos buenos hábitos de alimentación y ejercicio es una tarea fundamental durante todo el año, las temperaturas bajas aumentan la necesidad de cuidar el cuerpo y mantener las bacterias y virus a raya.

Alimentación rica en vitamina C, hierro y zinc

Es fundamental mantener una alimentación variada y lo más natural posible, es decir, libre de ultraprocesados. Sin embargo, y aunque se deben ingerir todo tipo de alimentos, durante estas fechas es especialmente importante dotar al cuerpo de ciertas vitaminas y minerales.

Así mismo, vitaminas como la C son muy importantes para prevenir mediante la alimentación gripes o resfriados propios de los meses de frío. Por ello, los médicos y nutricionistas suelen recomendar ingerir alimentos ricos en vitamina C como naranjas, pomelos, pimientos o kiwis.

Las defensas bajas también pueden tener su origen en la falta de hierro o lo que comúnmente se conoce como anemia. Esta carencia está más presente en las mujeres que en los nombres, una situación que suele estar propiciada por la menstruación. Por ello, se recomienda consumir alimentos como verduras de hoja verde, carnes o legumbres y, en ciertos casos, complementos adecuados.

Por último, los alimentos ricos en zinc ayudan a mantener el sistema inmunológico fuerte. Algunos alimentos con zinc alto son carnes, mariscos y semillas.

Ejercicio diario

Aunque durante algunos años no se conocían del todo sus beneficios, en la actualidad existe un amplio consenso en cuanto al ejercicio físico moderado. Entre sus numerosas ventajas, ejercitar la musculatura como una rutina disminuye las probabilidades de padecer ciertas enfermedades y, por supuesto, mejora el sistema inmunológico, ya que aumenta la presencia de glóbulos blancos y disminuye la obstrucción en ciertas zonas del organismo.