El món s'acabarà aviat https://t.co/QslJAIp3b7 | Twitter: @ToniRamos64

La Semana Santa en Mallorca es época de panades. La tradición marca que durante la Pascua las familias y amigos elaboran repostería típica de estas fechas. Cada año se abre el mismo debate, ¿qué son mejores las panades de masa dulce o las saladas? Esta ocasión, la discusión en redes sociales ha ido todavía un poco más allá.

La innovación con los rellenos es infinita, tanto que los más ortodoxos consideran algunos condimentos una aberración contra la gastronomía mallorquina. El debate en Twitter lo ha abierto el usuario Toni Ramos al compartir una imagen de unas panades de pollo al curry. «El mundo se acabará pronto», ha asegurado.

A raíz de la publicación han sido muchos los que han cuestionado la innovación en el recetario tradicional de la Isla. «Esto es una prostitución de lo nuestro. Que lo hagan en forma de empanadilla. En forma de lo que quieran, pero no en forma de panades. ¡Qué disparates!», asegura La Foca.

Otros en cambio, aseguran que más allá de su poca semejanza con la cocina típica de Mallorca tienen un buen sabor. «Lo peor es que están buenas. Sí, las he probado, por la ciencia. Si nos olvidamos del nombre y la forma, están bastante comedoras, contra todo pronóstico», afirma otro usuario.

Más allá del sabor y la forma, los tuiteros han puesto el foco en el embalaje del producto, criticando el abusivo uso de plásticos para empaquetar.

Noticias relacionadas