Recetas de cocina

Bolitas de queso de yogur (Labneh)

| | Palma |

Valorar:
preload
Receta de bolitas de queso de yogur para cuatro personas.

Receta de bolitas de queso de yogur para cuatro personas.

Lydia Corral

Plato: Bolitas de queso de yogur (Labneh) (4 personas)

Ingredientes:
■ 1 kg. de yogur griego
■ 1 cucharada colmada de sal
■ 1 botecito de orégano seco (15 gr.)
■ la piel de 3 limones rallados
■ aceite de oliva virgen extra
■ 1 guindilla
■ pimienta negra
■ 1 gasa grande (en farmacias)

Receta:
Mezclar el yogur con la cucharada de sal. Cubrir un colador con una gasa amplia, poner el yogur en el centro de la gasa y cerrar cogiendo de las cuatro puntas de la tela haciendo un nudo y apretando bien. Colocar el colador sobre un cuenco de forma que no toque el fondo para que pueda ir escurriendo el suero. Dejar en un sitio fresco –ahora con la llegada del calor mejor meterlo en la nevera – unas 48 horas o hasta que no suelte más suero.

Pasadas las primeras ocho horas, conviene vaciar el cuenco, que seguramente se habrá llenado de líquido. Una vez transcurridas las 48 horas, desanudar la gasa, el yogur habrá quedado compactado, con apariencia mantecosa, que nos permitirá trabajar con él. Retirar de la gasa, meter en un cuenco y formar bolitas del tamaño de una nuez. En un plato hondo mezclar la piel de limón, el orégano y pimienta negra al gusto. Llenar un bote de conserva de cristal vacío, bien limpio y seco, con dos dedos de aceite de oliva. Ahora iremos rebozando ligeramente las bolitas de queso en la mezcla de orégano y ralladura de limón, y colocándolas con cuidado en el bote de conserva.

Una vez terminemos de meter las bolitas, pondremos la guindilla, cubriremos bien con aceite de forma que queden sumergidas, taparemos el bote y lo dejaremos una semana en la nevera con el fin de que vaya cogiendo el aroma del orégano y el limón. Las bolitas se pueden rebozar con otras hierbas y especias o, simplemente, dejarlas al natural. También tenemos la opción de no añadir sal y dejarlo sólo una noche, nos quedará más líquido y podemos comerlo acompañado de unas fresas, miel o nueces.

El labneh es tradicional de las cocinas de Oriente Medio, forma parte de los mezze, y en algunos países se toma para desayunar. Se puede preparar con yogur normal, de vaca o de cabra. Mis favoritas son las hechas a base de yogur griego y de cabra. Estas bolitas de queso están muy buenas con una ensalada, acompañadas de un buen pan moreno tostado, salmón ahumado, aceitunas negras...

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.