43

Si la competencia en el mundo de la restauración ya es de por sí feroz, la irrupción del coronavirus en las vidas de los empresarios hosteleros de Baleares ha supuesto un torpedo directo a la línea de flotación de muchos negocios, cuya viabilidad económica se ha visto seriamente comprometida. Muchos no se han recuperado del confinamiento y ni siquiera han levantado la barrera; otros tantos sobreviven a duras penas, y todos procuran que el tiempo pase lo más rápido posible, y que los niveles de consumo y gasto se asemejen cuanto antes a los acostumbrados.

En este contexto aciago para el sector turístico y de la restauración ha causado sensación el pronunciamiento de un chef mallorquín en las redes sociales. Santi Taura ha hablado por sí mismo, aunque a decir verdad muchos compañeros de profesión pueden sentirse representados por unas líneas en las que pone en su sitio a aquellos 'sabelotodos' que van por ahí repartiendo lecciones. Ya se sabe que desde la barrera todo se ve más claro que cuando se baja cada día al barro.

Las palabras con las que Santi Taura dice sentirse «alucinado» con este tipo de gente, a la que no pone nombre y apellidos, han generado un buen número de comentarios y reacciones de toda clase.

Actualmente Santi Taura está de regreso con su último proyecto gastronómico. Dins, estrenado a finales de 2019, vuelve a la actividad tras unos meses oscuros e inciertos. En él el conocido cocinero mallorquín propone una actualización de la cocina mallorquina con mano moderna, sin olvidarse de las raíces y la tradición, desde un enclave destacado en el histórico barrio de sa Calatrava de Palma.