Recetas de cocina

Langosta Thermidor

| | Andratx |

Valorar:
preload
Una bechamel gratinada aporta una textura suave a este crustáceo tan apreciado en la cocina.

Una bechamel gratinada aporta una textura suave a este crustáceo tan apreciado en la cocina.

Lola Olmo

Sant Telm es uno de esos rincones de Mallorca que conservan su encanto pese al auge del turismo. Con la silueta de sa Dragonera y el islote del Pantaleu recortados sobre un mar azul y turquesa en esta época del año, la terraza de Na Caragola (Av. Jaime I, 23, Sant Telm, Andratx) es un formidable balcón desde donde apreciar esta hermosa postal, mientras se deg ustan pescados, mariscos y arroces. Son la especialidad de este restaurante que dirige desde hace 18 años José Manuel Artigao. La langosta Thermidor es uno de sus platos estrella.

Ingredientes
➞ 1 langosta de 1 kg aprox
➞ 4 chalotas
➞ 3 ajos
➞ 1 manojo ajetes
➞ 1 copa de coñac
➞ caldo de pescado de roca
➞ 1 trozo de calabaza.
Para la bechamel:
➞ un poco de harina
➞ mantequilla
➞ sal
➞ caldo de pescado
Para decorar:
➞ bouquet de lechugas
➞ rodajas de lima.

Elaboración

La receta es sencilla pero tiene varios pasos. Primero deberemos tener hecho un caldo de pescado de roca. Después, comenzar por la bechamel; hacer un roux con la mantequilla derretida, incorporando la harina y un poco de leche o caldo. Reservar.

Mientras, partir la langosta por la mitad a lo largo y asarla a la plancha. En tercer lugar, en un soté o cazo hondo rehogar la calabaza cortada a dados pequeños con los ajos y los ajetes picados. Echar el coñac, dejar reducir y añadir un vasito de caldo de pescado. Sacar la pulpa de la langosta con cuidado de no estropear el caparazón, desmigarla, rehogarla con la farsa que tenemos en el soté y rellenar con ella de nuevo las dos mitades del molusco. Cubrir con la bechamel elaborada al principio y gratinarlas al horno no más de 4 minutos. Es un plato tan suculento como vistoso en su presentación.

La caldereta de langosta o de bogavante, los arroces de pescado y marisco, la paella de marisco, el arroz meloso de bogavante, el arroz negro de chipirones y dorada o lubina a la sal, son algunas propuestas que destacan en la carta de Na Caragola, junto con los pescados frescos del día.

JOSÉ M. ARTIGAO (centro), con Rafael Hernández y Alejandro Gil.

Otras sugerencias son la parrillada de pescado, el rodaballo a la bilbaína o el bacalao con pimientos rojos confitados. Entre las carnes, son recomendables el solomillo de cebón, el entrecot de Angus, el magret de pato a la naranja o el carré de cordero con corte francés a las finas hierbas.

Para quienes buscan algo más casual para comer durante una jornada de mar en las calas de Sant Telm, existe una carta de ensaladas, pizzas y pastas.

El restaurante está abierto a mediodía y por las noches todos los días salvo los miércoles y hasta finales de noviembre. En verano, las mesas dispuestas en la terraza invitan a la sobremesa, mientras se saborea un cóctel a la espera de la puesta de sol.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.