El cómic ‘Història d’Eivissa i Formentera’, de Lluís Ferrer Ferrer y Juan Escandell, da pasos para ser una realidadDiscreto

El cómic ‘Història d’Eivissa i Formentera’, de Lluís Ferrer Ferrer y Juan Escandell, da pasos para ser una realidad

El cómic Història d’Eivissa y Formentera escrito por Lluís Ferrer Ferrer y dibujada por el conocido y prestigioso ilustrador ibicenco Juan Escandell sigue dando pasos definitivos para acabar convirtiéndose en una realidad.

Discreto

A Filipinas con una mochila solidaria

Los ibicencos Iris Fernández y Óscar García ayudarán a los afectados del tifón.

Música, teatro y proyecciones durante cuatro mesesDiscreto

Música, teatro y proyecciones durante cuatro meses

El Ayuntamiento de Eivissa presentó su programa cultural para Can Ventosa, el baluard de Sant Pere, el claustro y el ‘refectori’.

Discreto

Los niños pintan como quieren que sea Sant Antoni en un futuro

A través de dibujos plasmados en una exposición piden mejorar el medio ambiente, la convivencia, la limpieza o la seguridad.

Discreto

‘Lío’, una mirada al interior del mundo del espectáculo

Toni Riera evoca en su nueva muestra del Hotel Pacha la vistosidad del cabaret, la marca de las dos cerezas y Eivissa y su cultura hippy

Discreto

Postales vintage de Ibiza en tiendas de coleccionismo de Madrid

Almirante 23, Casa Postal o el puesto que los domingos monta en la Plaza Mayor el anticuario César Llorente son los sitios ideales para encontrar cientos de imágenes de la Ibiza que ya no existe.

Discreto

¿Qué tipo de jeans eliges tu?

Los pantalones vaqueros no han dejado de estar de moda desde que allá por 1846 un joven judío de origen alemán llamado Oscar Levi Strauss se trasladara a la ciudad de San Francisco para proveer de ropa a los trabajadores de las minas durante la fiebre del oro. Y desde entonces, jamás han hecho ni tan siquiera un amago de desaparecer de nuestras vidas, reinventándose una y otra vez para adaptarse a la moda de cada momento según han ido pasando las décadas.

Podría afirmar con total seguridad que se trata de la prenda más versátil y multifacética de nuestros armarios ya que por una parte, combina con cualquier tipo de prenda, zapato o complemento que lo acompañe. Por otra, se adapta a cualquier estilo; sport, casual, boho, rockero, formal… Y por último, absolutamente todo el mundo puede encontrar un modelo que le siente bien y del que no va a querer separase gracias a la gran variedad de versiones que tenemos a nuestro alcance con distintos diseños, cortes, lavados y colores.

Una prenda indispensable y muy bien considerada por todos por su comodidad y su capacidad de sacarnos de cualquier apuro estilístico.

No hace muchos años, a la mayoría de nosotras ni se nos pasaba por la cabeza la idea de plantarnos unos vaqueros que no fueran unos skinny jeans pero, de un tiempo a esta parte parece ser que hemos abierto nuestras mentes para así poder descubrir que la vida del denim va más allá de los pitillo.

Rotos, de cintura alta, skinny, boyfriend, push up, mum jeans, culotte, flare, con parches, desgastados… y un largo etcétera al que se suman los últimos en aparecer, los frayed jeans.

La Primavera/Verano 2017 nos presenta una variedad de tendencias muy opuestas en cuanto a este tipo de pantalón se refiere, lo que nos proporciona una gran libertad y flexibilidad a la hora de elegir un modelo u otro según lo que nos apetezca llevar cada día.

¿Quieres enterarte de las últimas novedades en moda? ¡Entra en www.ibizawears.wordpress.com y disfruta de las últimas tendencias de la mano de Zaida Ferrer!

Día del libro en Vara de Rey.Discreto

Sant Jordi, sin un ‘best seller’ claro

Hoy se celebra el Día del Libro y por ello el paseo de Vara de Rey en Vila o el Passeig de Ses Fonts en Sant Antoni se llenarán de puestos para comprar literatura con un 10% de descuento. Sin embargo no será nada fácil acertar debido a la gran oferta existente.

En busca de claves para resolver el misterio de la escritura feniciopúnica.Discreto

En busca de claves para resolver el misterio de la escritura feniciopúnica

De la escritura latina, de la griega antigua e, incluso, de Egipto y sus jeroglíficos se conocen muchas cosas. Prácticamente todo. Sin embargo, de la escritura feniciopúnica, que se desarrolló fundamentalmente desde el siglo V a.C. al III a.C. casi nada. Por eso, el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera ha decidido centrar en ella la trigésimosegunda edición de sus Jornadas Feniciopúnicas que se celebran en su sede de la Vía Romana de Ibiza desde ayer y hasta el próximo 24 de noviembre.

La idea de organizar estas jornadas bautizadas con el nombre de Fuentes epigráficas feniciopúnicas en Occidente surgió hace dos años. Según explicó ayer a PERIÓDICO de IBIZA Y FORMENTERA Helena Jiménez, arqueóloga y restauradora del Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera, fue tras una conferencia que impartió Alberto Ruiz Cabrero, profesor de Historia Antigua en la Universidad Complutense de Madrid y una de las mayores eminencias en el tema, y que contra todo pronóstico tuvo un éxito arrollador.

Aquello fue el germen de estas nuevas jornadas en las que durante estos días participan cinco expertos de reconocido prestigio, líderes en sus respectivos campos de investigación y que abordarán temas muy distintos. Según Jiménez, «la intención de las distintas conferencias es explicar lo que se sabe actualmente de este tipo de escritura que, a pesar de ser la que usaban los habitantes de las colonias fenicias del Mediterráneo occidental, es muy poco conocida por sus pocas fuentes y datos encontrados, y cuál es el estado de las nuevas investigaciones llevadas a cabo».

Muy pocos restos

Sin embargo, todo esto no parece una tarea sencilla. Según Jiménez es un tema duro y complejo, entre otras cosas, «porque se encuentra en continua evolución ya que al tenerse tan pocas referencias cualquier nuevo descubrimiento, por mínimo que sea, puede cambiar por completo todo lo que se había conseguido hasta ahora».

No en vano, la arqueóloga del MAEF aseguró que, por ejemplo, en Ibiza, a pesar su amplio pasado fenicio púnico, «apenas se han encontrado textos en dos lápidas que se pueden visitar en el museo, algunas referencias que parecen ser nombres propios en jarras, inscripciones en las bases de pequeñas estatuas y en una pequeña placa de hueso brevísimo que se encontró en el yacimiento de Joan Planells junto a la Necrópolis y que se ha usado para el cartel de las jornadas».

Además, hay otro hecho que hace aún más complicada su reconstrucción. Se trata de un alfabeto consonántico, que se escribía de derecha a izquierda y que, por lo general, se grababa en piedra. Por ello, los investigadores han tenido que ir añadiendo vocales para que las palabras sean más fáciles de entender, pervirtiendo el sentido del original.

Afortunadamente, cada vez más expertos deciden estudiar este tipo de escritura, lo que unido a jornadas como las que se celebran en el MAEF hasta el 24 hace que cada vez se den pasos más importantes en su conocimiento. «Se está haciendo un trabajo increíble y aunque poco a poco se va sabiendo más sobre esta escritura sigue siendo un tema apasionante, complicado, duro y espinoso, casi como trabajar sobre arenas movedizas», concluyó la arqueóloga Helena Jiménez.

El programa

El ciclo de conferencias continúa hoy a las 20.00 horas con la conferencia en la que el profesor de Filología Griega en la Universidad Complutense de Madrid, Jesús Javier de Hez Bravo, abordará la Epigrafía fenicia y epigrafía palaeohispánica: la introducción de la escritura en el Occidente mediterráneo. El miércoles será el turno del profesor de Historia Antigua en la Universidad Complutense de Madrid, Luis Alberto Ruiz Cabrero, quien mostrará todo su conocimiento con la charla La epigrafía y el primer comercio fenicio en Occidente. El jueves se hablará de Antroponimia fenicia en el Occidente mediterráneo a través de las fuentes epigráficas, gracias a la conferencia del profesor de Historia Antigua a la Universidad de Castilla-La Mancha, Juan Antonio Belmonte Marín y finalmente, el viernes, llegará una charla fundamental para entender la escritura antigua en Ibiza. Lleva por nombre Inscripciones feniciopúnicas en Ibiza y correrá a cargo de la profesora de Filología Semítica en la Universidad de Barcelona, María Josepa Estanyol.

Discreto

¿Te consideras una persona perezosa?

Hoy vengo a hablar de un tema que, a menudo, se confunde, porque puede disfrazar otras cosas que, en realidad, no sabemos, podemos, o queremos ver. Me refiero a la pereza.

En general, pensamos que una persona sufre de pereza cuando, teniendo muchas cosas que hacer, sin embargo, se dedica a no hacer nada y a dejar pasar el tiempo. Tiene falta de ganas de trabajar, o de hacer cosas, o, las hace con debilidad, lentitud y desgana.

Suele tener una connotación negativa (mucho más en nuestra sociedad tan competitiva y centrada en la acción), y relacionarse con la negligencia, la flojera y la holgazanería.

Sin embargo, la pereza suele ser un “traje” con el que disfrazamos otros aspectos más complicados que nos cuesta mucho ver.

Algunos de ellos son:

• Miedo: A menudo, cuando no tenemos ganas de hacer algo, lo evitamos y lo posponemos continuamente,
lo que en realidad ocurre es que detrás hay un miedo grande que no queremos enfrentar. Por ejemplo,
al retrasar continuamente tareas que sabemos que van a tener consecuencias importantes para nosotros, y, a pesar de ello, las vamos retrasando una y otra vez, es muy posible que tengamos miedo al fracaso, miedo al éxito, baja autoestima, etc.

• Cansancio: Puede suceder que, en realidad, lo que esté pasando es que estemos tan cansados que no nos veamos con fuerzas para abordar esa tarea que tenemos por delante, ya que suponemos que nos va a suponer un esfuerzo grande que, quizás, no esté en nuestra mano en esos momentos. En estos casos, la mayoría de las veces, podemos hacer nuestra tarea sin problemas, después de tomarnos el tiempo necesario para descansar.

• Falta de motivación: Tal vez, nos cuesta tanto realizar la tarea en cuestión porque, en el fondo, es algo que no queremos hacer realmente. Podría ser que fuera algo que nos han encargado otros, o algo que va en contra de nuestros valores esenciales o de nuestros objetivos reales.

Expectativas negativas: podría ser que pensemos que realizar esa tarea no nos va a proporcionar un beneficio que merezca la pena, o no tendrá un reconocimiento que creemos que merecemos, o, tal vez, pensamos que hacerla nos puede llevar a pasarlo
mal.

La mayoría de las veces, la pereza suele ser una falta de auto-regulación y de organización del tiempo, que se puede solucionar, si somos conscientes de ello.

Pero, cuando retrasamos nuestras tareas continuamente (en este caso, se llama procrastinar: sustituimos tareas relevantes por otras insustanciales que nos hacen perder el tiempo). Cuando nos auto engañamos a nosotros mismos o tenemos muy buenas intenciones, diciendo que pronto lo haremos, pero, después, nunca damos el paso. Cuando sufrimos un perfeccionismo tan grande que nos impide terminar algo, porque nunca está suficientemente bien. En todos esos casos, seguramente, nuestra “pereza” nos esté afectando muy negativamente y, es muy posible que acabemos teniendo un problema, si no lo solucionamos.

La pereza nos puede llegar a provocar mucha insatisfacción.

Nuestra vida personal y profesional puede verse afectada por la filosofía del dejar para mañana lo que puedas hacer hoy.

Muchas veces, conlleva baja autoestima (no nos sentimos capaces de conseguir nuestros objetivos, no tenemos confianza en nuestros recursos personales, creemos que estamos abocados a fracasar continuamente). Provoca insatisfacción personal, apatía y sensación de vacío. Hace que abandonemos pronto nuestros objetivos y que no disfrutemos de las actividades, porque creemos que implican mucho esfuerzo o las sentimos como obligatorias.

También, puede estar asociada a trastornos del ánimo. La persona es incapaz de hacer nada, porque le domina un estado de desgana, apatía y falta de energía importantes que le impiden actuar con normalidad.

También está relacionada con nuestra personalidad. Hay personas más centradas en la acción, más activas. Y otras que prefieren actividades más tranquilas y contemplativas y necesitan menos movimiento en sus vidas. Y ello no es bueno ni malo, siempre que no nos suponga un problema a la hora de conseguir los objetivos que nos propongamos.

Para enfrentar la pereza, nos puede ayudar: Funcionar por objetivos, no por estados emocionales.

•Desglosar las tareas en pequeños pasos más fácilmente abordables.

•Fijar metas alcanzables que garanticen el éxito a largo plazo. Ello nos servirá para ganar en confianza y romper esa teoría de que siempre fracasamos.

•Establecer plazos claros y dedicarles el tiempo necesario. Hay que buscar un espacio del día para poder hacer aquello que nos cuesta hacer, y hacerlo, aunque no tengamos ganas.

Buscar apoyo social. Compartir nuestra actividad con otra persona o comprometerse con alguien que tenga una actitud activa, nos puede ayudar a motivarnos.

Eso sí, hay que intentar no llegar al extremo contrario y encontrar un equilibrio, ya que llegar a una rigidez extrema en la que no nos permitimos nunca parar a descansar, ni posponer, puede llegar a ser igual de
perjudicial o más.

Como siempre, ser conscientes, es la clave para encontrar nuestro propio ritmo.

Y tú, ¿te consideras una persona perezosa?

« Primera... « 123456 » ...Última »