0

Andrea y Manuel han dando rienda suelta a su pasión y este miércoles han protagonizado el primer edredoning de La última tentación. La catalana se olvidó por completo de su novio Roberto y compartió mucho más que besos con el gaditano.

«Andrea, la que me has liado. Yo venia aquí a pasármelo bien, a pelearme con Lucía... No venía a liarme con nadie. ¡Qué grande la Andreíta!», bromeaba Manuel.

Por su parte, la joven reconoció que se lo había pasado muy bien la noche anterior y que se quedó con ganas de más: «Con Manu el primero me ha gustado y me apetecía repetir y él es muy fogoso. No me arrepiento porque siempre hago lo que me apetece y con Manu estoy encantada».

Por su parte, Isaac y Bela se reencontraron en Villa Playa. «¿Te alegras de verme?», le preguntó la tentadora a un 'Lobo' muy nervioso. Incluso sus compañeros y Sandra Barneda se dieron cuenta del tonteo que existía entre los dos jóvenes.

El participante aclaró que tuvieron «rocecillos durante dos días» y que han seguido hablado este tiempo aunque solo como amigos. «Cuando estuvimos no estaba con Lucía. En su momento se acabó y fuimos amigos. Ella sabe que hubo más que besos pero Lucía es lo que me importa a mí», quiso zanjar Isaac. Una explicación que no convenció a Bela: «A mí mis amigos no me hacen gracia. Hay una atracción que te niegas a reconoce».

«Que te tienes que venir conmigo. Segurísimo. ¿No me ves que voy a saco por ti?», le insistió la joven al día siguiente. En un momento dado Isaac le pidió que diese «un paso más», proposición que se desvelará como termina en el próximo programa.

Y mientras Isaac disfruta de la compañía de Bela, Lucía cada vez se acerca más a Marina. Las dos examigas compartieron confidencias y Marina reconoció que siente «odio» por Isaac: «Yo tengo un ego de mujer que a mí me lo ha reventado. Yo me he pegado 24 horas con él tirados en una cama y diciéndonos cuanto nos queríamos, y al día siguiente decía que quería un tiempo. Para mí es un mentiroso y un actor».

Al escuchar a compañera, Lucía se dio cuenta de que había muchas coincidencias con cómo es su relación con 'Lobo’ y ha empezado a tener dudas sobre su relación.

Fani y Christofer vivieron una tensa hoguera de confrontación al principio del programa. La madrileña intentó explicarle su beso con Julián, aunque reconoció que las imágenes eran duras. A Christofer no le convencieron las explicaciones de Fani: «Era el cornudo de España y ahora soy el doble cornudo», sentenció.

Eso sí, Fani le pidió a su chico una última oportunidad para demostrarle que todo fue un error y él finalmente se la dio.