Fani y Julián en La última tentación.

1

Fani Carbajo ha vuelto a caer en la tentación. En el programa de este miércoles la pareja de Christofer se ha dejado llevar y ha acabado besándose con Julián, su 'cuenta pendiente', en la piscina. Todo comenzó cuando los habitantes de Villa Playa celebraban precisamente el cumpleaños de Fani y Julián apareció con un ramo de flores para ella.

La madrileña reconocía al empresario que había pasado de odiarle a quererle y, una vez en el agua, no pudieron evitar darse un beso. «En la fiesta he dicho que me iban a matar porque me estaba dejando llevar, porque me lo estoy pasando muy bien, porque estoy pensando en mí y no en nadie», confesaba Fani a las cámaras.

Pero todo se comenzó a complicar cuando la participante se dio cuenta del error que había cometido: «La he cagado, he besado a un chico que no es mi novio y pensar en Christofer, por dentro me mata». Por su parte, Marta Peñate atacó duramente a Julián, que se vio sobrepasado por la situación: «Te has cargado a Christofer», le reprochó la canaria.

Finalmente, Fani optó por pedir una 'hoguera de confrontación' con su novio para explicarle lo ocurrido y hacerse responsable de sus actos, una actitud muy distinta a la que mostró en La isla de las tentaciones. La próxima semana se podrá ver cómo termina este encuentro y si la pareja logra superar este bache.

Intercambio de villas

El programa comenzaba con una propuesta para los habitante de Villa Luna: elegir qué tres habitantes se trasladarían a Villa Playa. Aunque todos se pensaban que con este cambio podrían ver a sus parejas, nada más lejos de la realidad: esta elección supone el intercambio de uno de la pareja por otro.

De este modo, Alejandro, Patry y Lucia vivirán a partir de ahora la experiencia en Villa Playa acompañados de 'cuentas pendientes' como Pablo, Marta, Marina o Manuel. Por su parte, Mayka, Lester e Isaac compartirán villa con Christofer y Roberto.

Además, Villa Playa recibió a otros dos nuevos inquilinos: Bela, que asegura que Isaac ha sido infiel a Lucía con ella, y Cristian, que ha estado relacionado tanto con Andrea como con Lucía.

Gonzalo se sincera

Gonzalo Montoya ha reconocido que volver a La Última Tentación le ha servido para desahogarse y afrontar el pasado: «El hecho de volver a estar donde ocurrió todo con Susana y afrontar los miedos del pasado ha sido la ayuda que necesitaba. Estoy desahogado».

«Estoy contento porque me hacía falta sentir este tipo de cosas. Necesito saber que estoy bien, que estoy sano», confesaba a Sandra Barneda visiblemente emocionado. «Gonzalo, puede que hayas encontrado tu verdadero asunto pendiente en La Última Tentación, que es contigo mismo y con el amor», reflexionaba la presentadora.