0

El segundo programa de La última tentación ha dado mucho de sí. Andrea, pareja de Roberto, ha sido una de las protagonistas de la noche de este miércoles: aunque empezó tonteando con Óscar, finalmente se ha dejado llevar con Manuel.

La joven y el exnovio de Lucía durmieron juntos y, por la mañana, se dieron sus primeros besos en la piscina de Villa Playa. Tal y como confesaron ambos, ya tuvieron un acercamiento en Ibiza una semana antes de entrar en el programa.

Aunque todavía no se ha producido la primera hoguera, Roberto ya desconfía de Andrea. Su compañero Christofer le explicó que le habían llegado rumores de que la catalana le había sido infiel con Manuel antes del reality.

Otro de los momentos más comentados fue el tenso 'círculo de fuego' que protagonizaron Lucía y Marina. Las examigas se reencontraron con el objetivo de arreglar sus asuntos pendientes: Isaac dejó a Marina para comenzar una relación Lucía.

Según la sevillana Lucía e Isaac se acostaron cuando todavía eran pareja, información que la gaditana negó rotundamente: «No nos hemos acostado hasta que fue a Cádiz». «Yo a Marina no la he engañado. Traicionado a lo mejor sí se puede decir, pero no la he engañado, yo la dije en todo momento lo que estaba sintiendo», aseguró la joven.

Fani, por su parte, cada vez está más a gusto con Julián. El empresario de Valencia, que siente una gran atracción por la pareja de Christofer, considera que están arreglando sus diferencias: «Yo creo que con Fani estamos resolviendo las cuentas pendientes que tenemos de una forma espectacular». «Al final nos liamos y todo», llegó a bromear la madrileña ante sus compañeros.

Otra posible pareja que dará mucho que hablar es la formada por Gonzalo Montoya y Mayka. En su entrada en el programa el andaluz comentó que murciana había sido «un daño colateral» en una noche de fiesta, un comentario que enfadó tanto a sus compañeros como a la propia Sandra Barneda.

Ya por la noche, Mayka le mostró su enfado por cómo habían ido las cosas en España tras su encuentro: «Yo dejé a Tony (Spina) por ti. Seré una infiel porque puse los cuernos a mi novio y todo lo que tú quieras. Pero a mí me gustabas de verdad y has perdido tu oportunidad, máquina». Pablo, por su parte, confesó que todavía siente algo por su exnovia.