Operación Bonsai

Ramis de Ayreflor elude la prisión tras abonar la fianza de 50.000 euros por la Operación Bomsai

| Palma |

Valorar:

El ex conseller d'Economia i Hisenda del Govern balear de Jaume Matas, Lluís Ramis de Ayreflor, abonó esta mañana la fianza de 50.000 euros decretada por la juez, permitiéndole eludir su ingreso en prisión, según confirmaron fuentes judiciales.

El ex consejero ha satisfecho la fianza mediante aval bancario y, según señalaron fuentes de la defensa, Ayreflor recurrirá ante la Audiencia Provincial el auto en el que la jueza decretó la fianza. Ramis de Ayreflor tenía de plazo hasta las 12.00 horas de hoy para depositar la caución.

El pasado lunes la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, Margarita Bosch, decretó, a petición del Ministerio Fiscal, prisión bajo fianza de 50.000 euros para Ayreflor, tras imputarle los delitos de malversación de caudales públicos, cohecho y prevaricación, en el marco de la Operación Bomsai, que investiga una supuesta malversación de fondos públicos a través de la empresa pública CAIB Patrimonio.

Además de esta fianza penal, la juez también decretó la retirada del pasaporte del ex consejero, quien está obligado a comparecer ante los Juzgados los días 1 y 15 de cada mes.

La jueza decretó estas medidas cautelares tras haber interrogado durante más de dos horas y en calidad de imputado a Ramis de Ayreflor, quien durante la pasada legislatura fue el máximo responsable de CAIB Patrimonio, empresa investigada por amañar contratos con los que regar empresas particulares durante la construcción de la nueva sede de la Conselleria de Salud y del parque de bomberos de Palma.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

dolce far niente
Hace más de 10 años

La cautela es sinónima de la precaución, prevención, reserva, cincunspección y desconfianza. La precaución es hija de la prudencia, y la cautela lo es de la astucia. Visto lo visto Caso Caballistas y Caso Facturas de Llucmajor, conviene estar ojo avizor, sin cargar las tintas, porque en Madrid, en el Tribunal Supremo, a la postre, ponen a cada uno en su sitio. También en Palma, en el TSJIB. La injusticia, el linchamiento popular,ocasiona pesadillas y deja muy mal sabor de boca. Ahorcar a un inocente no es conveniente para preservar la paz espiritual que todos deseamos, sin remordimientos de conciencia. Andan por la calle y los paseos muchos aprendices de verdugos sueltos. Y eso que no hay pena de muerte en España.

Valoración:20menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1