0

Isa Pantoja ha revelado este miércoles en El Programa de Ana Rosa cómo fue el reencuentro de su hermano, Kiko Rivera, y su madre, Isabel Pantoja, tras el fallecimiento de doña Ana.

«Hubo lagrimas por parte de todos, por el encuentro, por la situación. No se me ha muerto ningún familiar cercano y para mí fue un shock total ver a mi madre así, destrozada como nunca la he visto», ha confesado la joven.

«Es cierto que mi hermano se abraza con mi madre, es un momento muy emotivo, nos quedamos atrás porque pienso que es su momento, pero a mí me emociona porque es como si no hubiera pasado el tiempo, como si hubiera sido como siempre», ha explicado la influencer.

«Para mi madre fue increíble, yo luego fui a abrazarla, no era momento de hablar de nada de lo que ha pasado. Estuvimos los que fuimos y mi madre. Mis tíos estaban en otro cuatro», ha aclarado. Además, ha indicado que hablaron «como si no hubiese pasado nada»: «Mi madre hace mucho que no ve a los niños. Somos los primeros que le decimos mira Alberto, mira Carlota, mira Ana. Hablamos de anécdotas».

Eso sí, la hija de la tonadillera ha asegurado que se enteró de que su madre les iba a recibir cuando ya estaban en el aeropuerto: «Hubo lagrimas por parte de todos, por el encuentro, por la situación. No se me ha muerto ningún familiar cercano y para mí fue un shock total ver a mi madre así, destrozada como nunca la he visto».

Respecto a la boda de Anabel, Isa ha confirmado que su madre le dijo a su prima «que tenía que seguir adelante con su boda, que luego fuera a Cantora, que no se podía hacer nada por la yaya y que la iban a incinerar».