La soprano Ainhoa Arteta, en una imagen de archivo. | Efe

0

La soprano Ainhoa Arteta atraviesa una muy mala racha. Al ingreso hospitalario sufrido en agosto por una sepsis derivada de un problema renal y la reciente separación de su cuarto marido, Matías Urrea, se le añade la amputación de varios dedos como consecuencia de un infarto sufrido hace pocas semanas.

Así lo ha adelantado la revista Semana, que explica que Ainhoa Arteta se encuentra en Bilbao recuperándose de sus dolencias, que le han sobrevenido tras superar el coronavirus.

Noticias relacionadas

La soprano publicó un emocionante y agradecido mensaje cuando fue dada de alta el 25 de agosto, en el que ensalzaba la labor de los sanitarios.