La colaboradora de televisión ha dedicado unas palabras a su abuela en redes sociales. | Instagram

1

Este lunes se cumple una semana del fallecimiento de Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, a los 98 años. Beba, como la llamaban cariñosamente sus nietos, fue la predecesora de la elegancia y el saber estar de su hija.

Ahora su nieta, Tamara Falcó, le ha querido dedicar una emotiva carta en su cuenta de Instagram. Junto a una fotografía en blanco y negro en la que aparecen las dos ha escrito: «Hay personas que cambian tu vida para mejor. Mi abuela Beba ha sido una de esas personas. Ha sido un ejemplo de elegancia, fortaleza, buen humor, cariño».

«Cuando me sentía sin fuerzas, iba y me acurrucaba a su lado y todo iba a mejor. Era constante, paciente, con una fe incorruptible. Siento paz sabiendo que ha sido una de las elegidas de Dios y que ahora me va cuidar desde el cielo. A mi y a todos», continúa la colaboradora de El Hormiguero.

Noticias relacionadas

«Aún así, no puedo evitar que me caigan las lágrimas mientras que escribo esto, porque la echo de menos y siempre va a ser así», concluye la publicación. Una triste despedida que se suma a la pérdida de su padre, Carlos Falcó, en marzo de 2020.

El marqués de Griñón falleció a los 83 años víctima del coronavirus. En aquella ocasión, Tamara también recurrió a las redes sociales para agradecer todo el apoyo recibido: «Desde la familia Falcó queremos dar las gracias a todas las personas que nos habéis mostrado tanto cariño y apoyo durante estas últimas semanas».

Desde que la empresaria y diseñadora pasara por los famosos fogones de MasterChef Celebrity se ha convertido en una de las revelaciones de la temporada televisiva.