Al tiempo que pasa con ellos y las salidas públicas que se le ve hacer de camino al colegio.

1

A pesar de ya estar divorciados -desde el 6 de abril, según la revista Diez Minutos-, Sara Carbonero e Iker Casillas siguen manteniendo la misma buena sintonía que les ha caracterizado durante su relación y durante el anuncio de su separación.

La pareja no ha puesto trabas en lo que concierte a la custodia de sus dos hijos: Martín, de 7 años, y Lucas, de 4. La periodista vive con ellos en La Finca (Pozuelo de Alarcón, Madrid), la que fuera la residencia conyugal, y el deportista se ha instalado en un ático de lujo de la zona.

El guardameta tiene un flexible régimen de visitas, pero la custodia la tiene Sara Carbonero, motivo por el que se la ve pasar mucho tiempo con los dos pequeños y volcarse plenamente en ellos tras su divorcio.

Al tiempo que pasa con ellos y las salidas públicas que se le ve hacer de camino al colegio, se unen sus momentos con otro de sus grandes apoyos en estos momentos: Isabel Jiménez, la que fuera compañera de informativos durante tanto tiempo.

Recientemente, la presentadora se tomó unos merecidos días de descanso junto a la periodista de Telecinco en Canarias, demostrando que está completamente volcada en tres pilares fundamentales tras su divorcio: sus hijos, sus amigas y su trabajo.