Previous Next
0

La fiesta de la cerveza por excelencia abrió sus puertas el jueves de la semana pasada en Santa Ponça. Como es tradicional, se cumplió con la ceremonia de la apertura del barril de cerveza. La encargada de golpear el barril fue la teniente de alcalde de Turismo, Eugenia Frau, y la primera jarra en llenarse de la espumosa bebida fue la del alcalde de Calvià, Manuel Onieva . La Oktoberfest servirá, además de cerveza, especialidades de la gastronomía germana hasta mañana domingo, todo ello en un ambiente de lo más auténtico, con música en directo para los que gustan no solo de la buena cerveza, sino también de pasarlo bien.