Bàrbara Suau, Magdalena Sabater, María Font, Francisca Colom, Beneta Mas, Isabel Quetglas, Francisca Suau, Maria Conti, Sebastiana Quetglas y Aina Cabot. | Redacción Brisas

0

La Finca Raixa acogió la Festa de l’Oliva, con la que la DOP Oliva de Mallorca celebró el final de la cosecha de la aceituna de mesa, rindiendo homenaje a las antiguas collidores de aceituna y con la imposición de la insignia de la entidad a la familia Vicens de Ca’n Llegat por su contribución a la tradición olivarera de Mallorca.

Una veintena de mujeres de distintos lugares de la Isla recibieron con gran emoción de manos del presidente de Oliva de Mallorca, Miquel Gual; el vicepresidente del Consell de Mallorca, Jesús Jurado, y el conseller de Medi Ambient, Agricultura i Pesca, Vicenç Vidal, entre otras autoridades, el merecido reconocimiento en forma de un paner similar al que se les entregaba al inicio de la campaña.