Peter Zensen, Bárbara y Sandra Seeling, y Rainer Lipski. | Eugenia Planas

0

La galería Gerhardt Braun fue el escenario escogido para la clausura de la VI edición de Evolution Mallorca International Film Festival. En el transcurso de una fiesta que reunió a cerca de 200 personas se dio fin a diez días de programa en los que se han proyectado 103 películas de 20 nacionalidades con la misión de unir personas y culturas. A la fiesta de clausura acudieron cineastas, actores y los miembros del jurado. Entre los galardonados, la película Thelma , del cineasta noruego Joachim Trier, recibió el premio a la Mejor Película. Kyoko , obra codirigida por Marcos Cabotá y Joan Bover, y My daugther's things, de Bernardo Arzayus , fueron distinguidas respectivamente con el premio al Mejor Cortometraje Documental y el premio al Mejor Cortometraje de Ficción en el apartado de producciones con sello cinematográfico 'Made in Baleares'. Talia , de Toni Bestard, recibió una mención especial en este último apartado. El Premio Evolutionary Island Award recayó este año en el trabajo de Miquel Eek Vida y Muerte de un Arquitecto .