Moscú recorta el suministro de gas a Bielorrusia para obligarle a pagar la deuda

La gasista Gazprom reclama al Gobierno de Minsk 200 millones de dólares

|

Valorar:

El presidente de la Federación Rusa, Dimitri Medvedev, ordenó al monopolio gasista ruso, Gazprom, la reducción gradual en el suministro de gas a Bielorrusia, país con el que continúan las conversaciones para solucionar su contencioso energético por el impago de los suministros de gas, según informó este lunes el director general de la compañía Alexei Miller. El ministro de Energía bielorruso aseguró que no retendrá el gas ruso destinado a Europa Central que pasa por su territorio ya que dicho recorte podría afectar a Lituania, Polonia y Alemania, según la Comisión Europea, que sigue la disputa «muy cerca» y pide a Moscú y Minsk que cumplan sus obligaciones contractuales con la UE.
El director general de Gazprom, Alexei Miller, afirmó que esta reducción del suministro empezó ayer, pero que se hará de forma «gradual, (...) y en proporción al volumen de la deuda (que tiene Minsk con Moscú)». «La deuda no ha sido satisfecha y desde las diez de la mañana (hora local) del 21 de junio se ha fijado una reducción del 15 por ciento en los suministros de gas a Bielorrusia», dijo Miller, quien apuntó que el flujo de gas podría llegar a reducirse en un 85 por ciento.
150 millones de deuda
Gazprom acusa a Bielorrusia de haber pagado 150 dólares por cada 1.000 metros cúbicos, en vez de los 169,20 dólares solicitados por el monopolio ruso en el primer trimestre y los 184,40 dólares en el segundo trimestre, lo que generó una deuda de 192 millones de dólares.
El presidente ruso, Dimitri Medvedev, dio un ultimátum a Bielorrusia exigiendo el pago de los 200 millones de dólares que debe, o de lo contrario, enfrentarse a duras medidas. Sin embargo, el viernes el viceministro de Energía bielorruso, Eduard Tovpinets, aseguró que Gazprom debe unos 200 millones de dólares a Bielorrusia en concepto de tasa por el gas que se transporta a Europa Central a través del país.
Por su parte, la portavoz de Energía de la Comisión, Marlene Holzner, dijo que la Comisión Europea sigue la situación «muy de cerca» y espera «que el tránsito de gas hacia la UE desde Rusia a través de Bielorrusia no se vea afectado por la disputa».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.