Previous Next
0

Las Juventudes Antonianas celebraron una vez más su comida anual. Con más de 70 invitados y un ambiente de buen humor y camaradería, los presentes se reunieron para hacer balance de un año aún con la resaca de las celebraciones de su centenario.

La comida, que se celebró en el restaurante Binicomprat de Algaida, tuvo un ambiente muy relejado, como es costumbre, y un gran sentido de la amistad, cuando reconocieron que una de las mayores alegrías es poder volver a reunirlos a todos un año más en esta cita tan entrañable.