El marco natural de la finca Son Tugores, cercana a s'Esgleieta, albergó la cena de cambio de presidente del Rotary Club Mallorca. En el transcurso de esta especial reunión, que reunió a unas 70 personas, se despididó Queta Romaguera, tras un brillante año, y se procedió a dar la bienvenida al nuevo presidente, Ramón Salas, quien también es responsable de la ong Coordinadora Balear con Personas con Discapacidad.

Este club rotario, el más antiguo de la Isla, fue fundado en el año 1927 y se refundó en 1980. Como los demás clubs rotarios tiene como fin, realizar actividades de servicio a la sociedad civil más desfavorecida, para paliar sus distintas necesidades.